Aasana: trabajadores en limbo van a huelga con sus familiares

Trabajadores rechazan la eliminación de Aasana y la creación de Naabol, que no podrá contratar a todos los funcionarios. Habrá reducción de personal en la nueva entidad estatal boliviana.

Aasana: trabajadores en limbo van a huelga con sus familiares | Diario Pagina Siete

El ministro Edgar Montaño anuncia la liquidación de Aasana y la creación de Naabol. Foto: Carlos Sánchez / Página Siete.



Fuente: Página Siete/ La Paz

Cuando faltan  tres semanas para Navidad, cientos de  trabajadores de Aasana están en el limbo al quedarse sin trabajo y desde este jueves inician una huelga de hambre junto sus familiares contra la decisión del gobierno de cerrar la entidad estatal. La nueva empresa Navegación Aérea y Aeropuertos Bolivianos (Naabol) no contratará a todos.

La  Central Obrera Boliviana (COB) se declaró en emergencia por la decisión del gobierno de crear una nueva entidad encargada del control de los 36 aeropuertos del país.

El gobierno decidió suprimir a esa institución -cuyos trabajadores decidieron parar ayer-   y crear mediante Decreto Supremo  4630 a Naabol.

El ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, se comprometió a cumplir con todos los beneficios sociales, pero se desconoce con cuántos funcionarios operará la nueva entidad Navegación Aérea y Administración de Aeropuertos Bolivianos (Naabol). “Eso lo va informar el director nacional, yo lo que hago es cerrar acta de compromiso para que operen los aeropuertos”, precisó.

Aclaró  que sólo se acogerá a los trabajadores que lo deseen y que es el nuevo gerente de Naabol. “Esta nueva empresa acogerá a todos los funcionarios de Aasana que quieran trabajar en favor del pueblo boliviano y dar seguridad y tranquilidad”, señaló la autoridad.

El nuevo director  de Naabol,  Elmer Pozo, designado ayer, informó que habrá una reducción de personal en la nueva entidad. “Hemos revisado más de 1.187 trabajadores de Aasana entre (personal) con ítem, que son más de 870, y el resto consultores, nosotros pretendemos reducir la cantidad para el funcionamiento”, adelantó.

Indicó que se firmaron acuerdos con cerca de 100 técnicos. “Tenemos  acuerdo con Cobija, La Paz, Trinidad, Cochabamba y Alcantari, en Sucre, hablaríamos de 90 a 100 o 110 personas, estamos elaborando las actas, todos están con  certificados con el ítem correspondiente y habilitación para ser controladores aéreos”, dijo en Unitel.

Durante la tarde ayer Montaño informó que el gobierno dispone de 182 millones de bolivianos para cubrir el pago de beneficios sociales de los ahora extrabajadores de Aasana.

“El esfuerzo de nuestro hermano presidente Lucho de entregar más de 182 millones de bolivianos para el pago de finiquitos. En el pago de finiquitos está incluido sueldos, horas extras, bonos de antigüedad, bono de refrigerio, es decir no vamos a violar ningún derecho de los hermanos trabajadores de ex-Aasana”, precisó.

Pese al anuncio de tener garantizados sus beneficios, los trabajadores de Aasana anunciaron la masificación de sus protestas e ingresarán en una huelga de hambre junto a sus familiares desde hoy.

Consideran que el nacimiento de la nueva empresa es un “despido masivo” y que se está “botando aproximadamente a mil trabajadores” a la calle.

El secretario de conflictos del Sindicato de Trabajadores de Aasana, Néstor Villarroel, informó que los dependientes de la ex-Aasana determinaron declarar   huelga de hambre  indefinida junto a familiares, no asistencia a trabajar y no firmar   contratos con nueva empresa.

“No sabemos cuánto personal va a contratar la nueva empresa y no se garantiza estabilidad porque los trabajadores estarán bajo la Ley del Estatuto del Funcionario Público, se están vulnerando derechos laborales”, puntualizó.

Villarroel negó que los trabajadores hubiesen llegado a firmar acuerdos con la nueva empresa y aclaró que para mantener las operaciones de los aeropuertos, el gobierno desplazó a funcionarios de la Dirección General de Aeronáutica Civil.

El secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, lamentó que no fueran consultados antes de la supresión Aasana y creación  de Naabol, y anunció que el ente  se declaró en “emergencia”.

“Lamentamos la actitud. El gobierno debería consultarnos. No podemos aceptar que de la noche a la mañana, con un decreto, cambien de razón social y despidan a los trabajadores. No estamos nosotros en contra, pero hay que consultar, hay que consensuar con los trabajadores, creo que es lo más importante. Hay molestia en el seno de los trabajadores, nos estamos declarando en emergencia. Si hay que salir a las calles, lo vamos a hacer en apoyo y respaldo a nuestros compañeros  de Aasana”, advirtió.

Los trabajadores de Aasana dicen que el gobierno no puede suprimir Aasana porque hay un decreto con rango de ley que avala su creación.

Pero el gobierno en el decreto de creación de Naabol se ampara en  el parágrafo I del artículo 9 de Ley 1356, de 28 de diciembre de 2020, del Presupuesto General del Estado Gestión 2021 y de la Política de Austeridad. “Con el fin de precautelar la sostenibilidad financiera del Estado, es necesario suprimir Aasana, al ser una entidad que genera déficit en sus ingresos y gastos, dicha supresión será aprobada por decreto supremo, independientemente del nivel normativo de creación de la entidad, normas que se entenderán como abrogadas o derogadas, según corresponda”, dice el Decreto Supremo 4630.

Advierten liquidación morosa y hay 15 días para pagar finiquitos

La liquidación de Aasana será un proceso largo y moroso y la Ley General del Trabajo da un plazo de 15 días para el pago de finiquitos o beneficios sociales a los trabajadores que quedan desvinculados, opinó el abogado Alvaro Munguía, especialista en derecho del transporte aéreo y terrestre.

“La ley  puede decir todo, el papel aguanta todo, se dice que se va a pagar finiquitos, pero  en los hechos puede darse  demora,  juicios, demandas y la cosa se pone complicada para el personal de la ex-Aasana” advirtió.

Explicó que la normativa puede estar a favor de los trabajadores, pero se ejecuta a través de procesos judiciales que se deberán iniciar contra la ex-Aasana. Se tendrá que verificar  los  bienes que tiene a su nombre.

Munguía explicó que la Ley General del Trabajo ordena el pago de los beneficios a los 15 días de la desvinculación laboral.

Sino se cumple con el pago, se generan multas de 30% sobre el monto de la liquidación y eso puede complicar y elevar los montos de la indemnización prevista.

El ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, informó que los ingresos de Aasana ni superaban siete millones de bolivianos y los gastos ascendían a 10 millones. Además  tenía una deuda de mas de  1.314 millones de bolivianos.

Los nuevos obreros tendrán un 30% más de sueldo.