China habló de «progreso democrático» en las elecciones en Hong Kong: sólo participaron candidatos del régimen

La nueva ley impulsada por Beijing sólo permitía la participación de “patriotas” que celebró el triunfo con un libro blanco. Los postulantes prodemocracia están presos o fueron prohibidos. Abstención récord

Sólo un 30 por ciento de la ciudadanía participó de la farsa electoral en Hong Kong, donde sólo se permitió participar a candidatos afines al régimen (EFE)
Solo un 30 por ciento de la ciudadanía participó de la farsa electoral en Hong Kong, donde sólo se permitió participar a candidatos afines al régimen (EFE)

 

El régimen chino celebró los esperables resultados favorables de las elecciones en Hong Kong y publicó un libro blanco en el cual se refirió a los “progresos democráticos” que se lograron en la ciudad financiera. La noticia fue anunciada por el órgano de difusión estatal Xinhua este lunes bajo el título China publica libro blanco sobre progreso democrático de Hong Kong bajo marco de ‘un país con dos sistemas’.



La Oficina de Información del Consejo de Estado, el gabinete de China, emitió hoy lunes un libro blanco titulado Hong Kong: Progreso democrático bajo el marco de ‘un país con dos sistemas’. El documento presenta una revisión exhaustiva del origen y desarrollo de la democracia en la Región Administrativa Especial de Hong Kong (RAEHK), y los principios y la posición del Gobierno central”, señala el texto oficial.

Este domingo se celebraron los comicios locales en Hong Kong que tuvieron como característica principal que los candidatos opositores no pudieron presentarse o bien por estar prohibidos o permanecer presos por manifestarse abiertamente contra el régimen de Beijing. El poder central del Partido Comunista Chino (PCC) sólo habilitó a presentarse como postulantes a aquellos dirigentes políticos que se pronunciaran como “patriotas”, es decir, que no pusieran en duda la conducción partidaria.

Los hechos han demostrado una y otra vez que los instigadores anti-China en Hong Kong y los grupos externos que los respaldan deben rendir cuentas por impedir el desarrollo de Hong Kong hacia la democracia, señala el libro blanco”, dice el cable de Xinhua.

La información continúa y reconoce la maniobra hecha por Beijing para evitar la disidencia en Hong Kong: “Para poner fin a la agitación política de los últimos años en Hong Kong, el PCCh y el Gobierno central han tomado una serie de decisiones importantes, según el documento, que entre ellas destaca el fortalecimiento de la jurisdicción general de las autoridades centrales sobre la RAEHK de conformidad con la Constitución y la Ley Básica, la mejora de los sistemas y mecanismos pertinentes para hacer cumplir la Constitución y la Ley Básica, el refuerzo del marco jurídico y los mecanismos de aplicación para salvaguardar la seguridad nacional en la RAEHK, y la mejora del sistema electoral de la región”.

Sin opositores, sin participación

Los candidatos partidarios del régimen se impusieron en las legislativas a las que solo podían presentarse “patriotas”, que sus críticos consideraron antidemocráticas, con una participación que alcanzó un mínimo histórico en un contexto de represión de las libertades en la ciudad por parte de China. Activistas prodemocráticos consideraron la participación del 30,2%, aproximadamente la mitad de la anterior votación en 2016, como un reproche a Beijing después de que impusiera una dura ley de seguridad nacional y amplios cambios electorales para someter la ciudad a su control autoritario.

Casi todos los escaños fueron ocupados por candidatos partidarios del régimen, algunos de los cuales vitorearon los resultados en el escenario del centro de recuento de votos y corearon “victoria garantizada”. La máxima dirigente de Hong Kong, Carrie Lam, dijo en una conferencia de prensa el lunes que la participación fue realmente baja, pero que no podía dar razones específicas para ello.

Varias candidatas celebran su victoria en las elecciones legislativas de Hong Kong. Todas son afines al régimen de Beijing (Reuters)
Varias candidatas celebran su victoria en las elecciones legislativas de Hong Kong. Todas son afines al régimen de Beijing (Reuters)

 

Pero 1,35 millones de personas acudieron a votar, no se puede decir que no haya sido una (…) elección que no haya recibido mucho apoyo de los ciudadanos”, dijo Lam.

Preguntada sobre si la baja participación significa que su partido carece de apoyo público, Starry Lee, la jefa de la Alianza Democrática para la Mejora y el Progreso de Hong Kong (DAB, por sus siglas en inglés), favorable a Beijing, que obtuvo la mitad de los escaños elegidos directamente, dijo que las normas que solo permiten la participación de “patriotas” mejorarán la gobernanza.

Se necesita algún tiempo para que la gente se adapte a este sistema”, dijo a los periodistas en el centro de recuento de votos.

Las elecciones -en las que solo pueden presentarse candidatos identificados por el PCC como “patriotas”- han sido criticadas por algunos Gobiernos extranjeros, grupos de defensa de los derechos humanos y los principales partidos prodemocráticos de Hong Kong, que no participaron en los comicios por considerarlas antidemocráticas.

La mayoría de la docena de candidatos que se autodenominaron moderados, entre ellos el exparlamentario demócrata Frederick Fung, no consiguieron un escaño, sucumbiendo ante sus rivales partidarios de Beijing. “No es fácil empujar a la gente (a votar). Creo que sienten indiferencia”, dijo Fung a Reuters.

(Con información de Xinhua y Reuters).-

 

Fuente: infobae.com