Declaran en rebeldía a dos implicados más en el caso gases lacrimógenos

INFORMA LA FISCALÍA

Los gases cuya compra es motivo de investigación. Foto de archivo ABI.

Fuente: erbol.com.bo

La Fiscalía informó que el fin de semana se declaró en rebeldía a dos implicados más en el caso gases lacrimógenos. Se trata de Sergio Zamora, exfuncionario del Ministerio de Gobierno durante la etapa de Arturo Murillo, y del empresario Brayan Berkman.



Zamora era Director General de Asuntos Administrativos, mientras que Berkman era representante legal de la empresa Bravo Tactical Solutions, la cual vendió al Estado boliviano gases lacrimógenos presuntamente con sobreprecio durante el gobierno transitorio.

La declaratoria de rebeldía surge después de que estas personas no se presentaron ante la autoridad boliviana.

En este caso ya están declarados como rebeldes los exministros Arturo Murillo y Luis Fernando López, el primero que se encuentra detenidos en Estados Unidos y el segundo que estaría en Brasil.

El fiscal Eddy Flores indicó que Zamora está imputado por delitos de contratos lesivos al Estado y conducta antieconómica, puesto que sería quien canalizaba la contratación de los agentes químicos.

De Brayan Berkman se conoce que fue detenido en EEUU, junto a su padre Luis Berkman, el empresario Philip Lichtenfeld, el exfuncionario Rodrigo Méndez y el exministro Murillo. Los empresarios y Méndez ya se declararon culpables en este proceso que se desarrolla en el país del norte.

El fiscal indicó que Berkman está acusado en Bolivia de favorecimiento al enriquecimiento ilícito.

En este caso se investigan las irregularidades y el sobreprecio con que se habrían adquirido gases lacrimógenos a través de a empresa Bravo Tactical Solutions. En Estados Unidos, se descubrió pagos de sobornos por esa contratación.

El fiscal agregó que para este lunes está prevista la audiencia de medidas cautelares para la exfuncionaria del Ministerio de Defensa, Ruth P., quien se encuentra en Brasil.