Joe Biden celebró la aprobación de la píldora contra el Covid-19 de Pfizer: “Reducirá las hospitalizaciones y las muertes”

El presidente de EEUU destacó los buenos resultados del fármaco fabricado por Pfizer

El presidente de EEUU, Joe Biden (Foto: EFE)

Fuente: Infobae

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó el miércoles la píldora contra el covid-19 de Pfizer, un paso importante en la lucha contra la pandemia, ya que millones de personas podrán tener acceso al tratamiento.

Tras la decisión, el presidente Joe Biden celebró la aprobación y aseguró que la píldora es “una nueva y prometedora opción de tratamiento que reducirá significativamente las hospitalizaciones y las muertes en nuestra lucha contra la variante Omicron, más transmisible”.



“Con la acción de hoy, añadimos el primer tratamiento oral al botiquín de nuestra nación y damos un paso importante en nuestro camino para salir de la pandemia. Tan pronto como la ciencia emergente mostró la promesa de este antiviral, actuamos rápida y agresivamente para precomprar 10 millones de tratamientos, más que cualquier otro país del mundo”, detalló el mandatario norteamericano.

Paxlovid, el nombre de la píldora de Pfizer (Foto: Reuters)

En ese sentido, explicó que “reconociendo que la fabricación de esta píldora lleva tiempo, dado el complejo proceso científico, la producción aumentará en los próximos meses. En enero dispondremos de más de 250.000 tratamientos y trabajaremos con los estados para garantizar que se distribuyan de forma equitativa y justa y que se llegue a las comunidades más afectadas”.

“La acción de hoy es un testimonio del poder de la ciencia y el resultado de la innovación y el ingenio estadounidenses. Mientras Pfizer trabaja para producir estos tratamientos lo más rápidamente posible, trabajaremos estrechamente con ellos y proporcionaremos cualquier recurso necesario, incluso utilizando la Ley de Producción de Defensa si se justifica”, afirmó Biden.

En tanto, concluyó: “Incluso ante la variante Omicron, más transmisible, Estados Unidos está más preparado que nunca para luchar contra este virus. Disponemos de vacunas y refuerzos generalizados, pruebas y ahora otra opción de tratamiento eficaz que nos ayudará a salvar vidas y a reducir aún más el impacto del COVID-19 en nuestro país”.

La FDA autoriza este medicamento para pacientes de alto riesgo mayores de 12 años.

Estados Unidos ya acordó comprar 10 millones de tratamientos por casi 5.300 millones de dólares. La entrega comenzará a partir de este año y se prevé que concluya en el próximo, según Pfizer.

La autorización para Pfizer se produce en momentos en que los casos de coronavirus aumentan en Estados Unidos, impulsados por la variante ómicron, la más infecciosa vista hasta la fecha. Según las autoridades sanitarias estadounidenses, el 73,2% de los casos nuevos registrados en el país la semana pasada correspondían a esa cepa.

Esta variante altamente mutada es más capaz de eludir la inmunidad conferida por una infección previa o las vacunas, y las autoridades sanitarias instan al público a recibir un refuerzo con inyecciones de ARN mensajero (ARNm) para conseguir un mayor grado de protección.

Ómicron ya es dominante en Estados Unidos y se viene extendiendo rápidamente por todo el mundo. España, por ejemplo, dio a conocer el martes que había registrado un récord de casi 50.000 contagios en 24 horas.

A diferencia de las vacunas, la píldora anticovid no actúa sobre la proteína spike del coronavirus, que se encuentra en constante evolución y que el virus utiliza para invadir las células.

Aún se espera la autorización para otra píldora contra la enfermedad desarrollada por la farmacéutica Merck, la cual también se toma durante cinco días.

Expertos independientes votaron a favor de ese tratamiento por un estrecho margen, pero expresaron preocupaciones en torno a su seguridad, como el daño potencial a los fetos de mujeres embarazadas y el posible daño a la cadena de ADN.

Los dos tratamientos funcionan de diferentes maneras dentro del cuerpo y no se cree que la píldora de Pfizer conlleve el mismo nivel de riesgos.

(Con información de AFP)