La salud del expresidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo) Marco Antonio Pumari está estable y durante 14 días recibirá la visita solamente de su abogado porque está en cuarentena en la cárcel de Uncía, informó este lunes Juan Carlos Limpias, director de Régimen Penitenciario.

“El privado de libertad Marco Pumari está siendo asistido por la parte multidisciplinaria de nuestros equipos; entonces, ahí nosotros podemos informar, de acuerdo al profesional médico que tenemos en Potosí, que él no estuviera con ningún problema de salud y eso a nosotros nos complace porque de alguna manera es un respiro para informar a la familia que él se encuentra estable de salud”, dijo Limpias en una entrevista con La Razón Radio.



Además, el funcionario ratificó que Pumari no tiene “ningún tipo de signo de tortura”, después de que el abogado Jorge Valda denunciara que el exdirigente cívico de Potosí fue “vejado y golpeado” en el momento de su aprehensión.

Pumari fue aprehendido la noche del jueves en la ciudad de Potosí en medio de un inusual movimiento policial, por el amplio despliegue de efectivos, y el sábado fue enviado a la cárcel de Uncía por decisión de un juez para que permanezca detenido de manera preventiva por seis meses acusado por delitos electorales cometidos en octubre de 2019, cuando incluso se quemó el edificio del Tribunal Electoral Departamental en medio de denuncias de presunto “fraude”.

Limpias precisó que el procesado ingresó al penal de Uncía a las 23.45 del sábado y al día siguiente se le realizó una evaluación médica que estableció su estado estable.

La revisión médica de Pumari después de su aprehensión. Foto de archivo: Ministerio de Gobierno.

 

“Ahora estará por 14 días, con dos privados de libertad que también llegaron nuevos, en una cuarentena preventiva (debido a la pandemia) y cuando uno está en una etapa de cuarentena lo que corresponde es que no reciba visitas como cualquier privado de libertad”, agregó.

Sin embargo, sí tendrá la asistencia de su abogado, a quien, según Limpias, recibirá en un espacio habilitado con todas las medidas de bioseguridad. “Pero no así a otros externos o visitas”, insistió.

La cárcel de Uncía es un centro penitenciario provincial con infraestructura nueva y, de acuerdo a Régimen Penitenciario, con 150 privados de libertad.

“Este centro penitenciario tiene una convivencia pacífica, es totalmente tranquilo, no tenemos (…) novedades sobre situaciones difíciles en ese centro”, destacó el director.

Fuente: La Razón

Edwin Condori