Murió Assunta Maresca, la primera jefa de la Camorra italiana

Era una ex reina de belleza que mató al asesino de su esposo a los 18 años y escaló en una de las mafias más peligrosas. Tenía 86 años

La detención de Puppeta Maresca, jefe de la Camorra en Nápoles el 31 de enero de 1993. Foto: @tvn24

La detención de Puppeta Maresca, jefe de la Camorra en Nápoles el 31 de enero de 1993. Foto: @tvn24



Una exreina de belleza que saltó a la fama cuando mató al asesino de su marido en Nápoles a la edad de 18 años y se convirtió en la primera jefa del poderoso clan mafioso italiano de la Camorra, murió a los 86 años.

Assunta Maresca, más conocida como Pupetta, o “Muñequita”, era hija de un conocido comerciante negro. A mediados de la década de 1950, con 18 años y seis meses de embarazo, localizó a Antonio Esposito, el jefe de la Camorra que había ordenado el asesinato de su esposo, y lo mató a tiros a plena luz del día en una calle de Nápoles.

Los investigadores creían que había habido más de un tirador en la escena, pero ansiosa por establecer su estatus y defender su posición en el inframundo de Nápoles, Maresca siempre insistió en que ella era la única responsable.

Era una de las madrinas de la Camorra italiana.

Era una de las madrinas de la Camorra italiana.

Durante su juicio por asesinato en 1959, desafiante le dijo al tribunal: “¡Lo volvería a hacer!”

Maresca dio a luz en prisión, y luego de su liberación 14 años después se reencontró con su hijo, Pasqualino. En los años posteriores a salir de prisión actuó en una película que se inspiró en su vida y abrió dos tiendas de ropa en Nápoles. Pero su vida privada siguió siendo turbulenta. Se mudó con el narcotraficante y traficante de armas Umberto Ammaturo, y tuvieron mellizos. Pero Ammaturo estaba celoso de Pasqualino, que tenía ambiciones de ascender en la Camorra.

Cuando Pasqualino tenía 18 años, en enero de 1974, fue a encontrarse con Ammaturo en un sitio de construcción para el paso elevado de Nápoles y desapareció. Su madre sospechaba que su amante había asesinado al niño y enterrado su cuerpo en cemento. Como le dijo a The Guardian en una entrevista en 1995, interrogó a su amante para saber lo que había hecho. Pero aunque pelearon con saña, su prioridad era proteger a los gemelos y no lo dejó.

Posteriormente, Maresca fue acusado de estar detrás del asesinato de Ciro Galli, miembro de la Nuova Camorra Organizzata, una organización formada por Raffaele Cutolo en un intento de renovar la Camorra. En 1982, Maresca desafió abiertamente a Cutolo durante una conferencia de prensa y ese mismo año fue arrestado junto a Ammuturo por el asesinato de Aldo Semerari, un científico forense y conocido neofascista. Maresca cumplió cuatro años de prisión antes de ser absuelta.

Cuando era joven ganó un reinado de belleza.

Cuando era joven ganó un reinado de belleza.

Maresca, la única niña en una familia de cuatro hermanos, según los informes, mostró rasgos violentos cuando era niña y atacó a un compañero de clase, causando lesiones graves, según el Corriere della Sera.

Ganó un concurso de belleza local en 1953 y fue coronada Miss Rovegliano. Maresca murió en su casa de Castellammare di Stabia, cerca de Pompeya, después de una enfermedad el miércoles 29 de diciembre de 2021.

Las madrinas de Nápoles siempre han tenido un perfil más alto que sus contrapartes en la Cosa Nostra siciliana. En las décadas de 1970 y 1980, se rumoreaba que Rosetta Cutolo, “Eyes of Ice”, hermana del asesino en serie y jefe de la mafia Raffaele, dirigía la organización criminal de su hermano mientras él estaba en prisión.

Anna Mazza, conocida como la Viuda Negra, fue acusada de entrenar a sus cuatro hijos para que fueran asesinos. Erminia Giuliano, conocida como “Celeste” por sus ojos azul pálido, de la célebre familia afincada en el distrito de Forcella, asumió como jefa del clan Giuliano tras la detención de su hermano Luigi, antes de que ella también fuera arrestada en 2000.

Fuente: infobae.com