Nanotecnología para buscar la cura al cáncer

Investigadores del Hospital estadounidense Brigham and Women’s, utilizando una infraestructura de investigación de nanotecnología, observaron que las células cancerosas pueden incapacitar a las células inmunes que las atacaban.

Las células cancerosas extirparon la fuente de energía, las mitocondrias, de las células inmunes a través de pequeños tubos en forma de tentáculos que conectaban los dos. Este descubrimiento aporta detalles cruciales para el desarrollo de futuras inmunoterapias.



Nuevos detalles para entender cómo funciona el cáncer

En este proyecto, financiado por un fondo público de la  Fundación Nacional de Ciencias de los Estados Unidos (NSF), el equipo utilizó microscopía electrónica para observar las interacciones entre las células cancerosas y las células inmunes a nanoescala mientras realizaban experimentos con células de cáncer de mama y células inmunes. 

Los investigadores descubrieron que las células cancerosas tenían zarcillos o tentáculos que generalmente medían entre 100 y 1000 nanómetros. El equipo observó a las células cancerosas defenderse de los ataques mediante el uso de los pequeños tentáculos para sacar las mitocondrias de las células inmunes, fortaleciendo las células cancerosas y debilitando las células inmunes atacantes. La investigación podría conducir a la próxima generación de inmunoterapias que combatan el cáncer.

«Al preservar cuidadosamente la condición del cultivo celular y observar las estructuras intracelulares, vimos estos delicados nanotubos y estaban robando la fuente de energía de las células inmunes», dijo Hae Lin Jang, uno de los autores del estudio. «Fue muy emocionante porque este tipo de comportamiento nunca antes se había observado en las células cancerosas. Este fue un proyecto difícil ya que los nanotubos son frágiles y tuvimos que manejar las células con mucha suavidad para no romperlas», señaló en entrevista con la NSF.

«El cáncer mata cuando el sistema inmunológico se suprime y las células cancerosas son capaces de hacer metástasis, y parece que los nanotubos pueden ayudarlas a hacer ambas cosas», comentó Shiladitya Sengupta, también autor del estudio. «Este es un mecanismo completamente nuevo por el cual las células cancerosas evaden el sistema inmunológico y nos da un nuevo objetivo a seguir», agregó.

El equipo tras esta investigación publicó sus resultados en la revista Nature Nanotechnology, pero el trabajo continúa en ejecución. Sus siguientes pasos serán examinar qué pasaría si se impidiera que las células cancerosas desarmen las células inmunes. De acuerdo con la evidencia compartida junto a este mismo anuncio, se sugiere que “la inhibición de la formación de nanotubos tiene el potencial de mejorar los resultados de los pacientes”.

Fuente: Link