Perú cancela deportación de personas tras negativa de Venezuela

Pedro Castillo, que asistió a la terminal aérea militar de Lima para presenciar la expulsión de migrantes, se tuvo que retirar ante el inesperado hecho.

Foto simbólica de una persona de migración de Perú que sostiene dos pasaportes de Venezuela. Foto de archivo

Perú canceló este miércoles (22.12.2021), a último momento, la expulsión de 41 personas venezolanas -que se encontraban, en su mayoría, en situación migratoria irregular en el país o tenían antecedentes criminales- porque Caracas no autorizó el ingreso del avión en que viajarían, informaron las autoridades.



El presidente peruano, Pedro Castillo, que asistió a la terminal aérea militar de Lima para presenciar la expulsión de los grupos de migrantes -una promesa de campaña- se tuvo que retirar ante el inesperado acontecer.

«El operativo no se materializó porque (en) las insistentes comunicaciones que realizamos con la Cancillería venezolana no obtuvimos respuesta. Inclusive el presidente trató de comunicarse con el presidente (Nicolás) Maduro en la mañana», dijo en conferencia de prensa el ministro del Interior, Avelino Guillén.

Guillén explicó que las 41 personas venezolanas que iban a ser deportadas «fueron puestas en libertad por la tarde, ya que, para seguir privándolos de su libertad por más de 24 horas, se requería un mandato judicial». El funcionario indicó que el 17 de diciembre el Ministerio de Relaciones Exteriores efectuó los «requerimientos y solicitudes respectivas» ante la Cancillería de Venezuela para el sobrevuelo del espacio aéreo de ese país y el aterrizaje de forma temporal de una nave peruana. Las autoridades se vieron forzadas a reprogramar el viaje para una fecha indefinida, agregó.

Entre las 41 personas venezolanas (10 mujeres y 31 hombres), detenidas en Lima en la madrugada, hay 18 con antecedentes policiales en Venezuela y 23 que «están en situación ilegal en Perú», aseguró una vocera del Ministerio del Interior.

Las deportaciones de Perú

La frustrada expulsión iba a marcar el reinicio de estas operaciones en Perú. La última ocurrió en enero de 2020, cuando se deportó a 131 personas con antecedentes criminales. Perú expulsó a 890 personas venezolanas en 2019 por haber ingresado con documentos falsos.

La Policía peruana creó en 2020 una brigada especial para combatir a las bandas extranjeras en el país, ante una ola de asaltos y crímenes perpetrados en su mayoría por personas venezolanas, según la misma institución. Ante esto, el Gobierno de Maduro acusó entonces a Perú de perseguir a migrantes de Venezuela con la creación de la brigada policial y calificó la medida como un «insólito derroche de xenofobia».

El país andino recibió en el último quinquenio a más de 1 millón de personas de Venezuela, que huyeron del descalabro económico en su país. Unos 4,6 millones de migrantes venezolanos han salido, desde 2015 del país petrolero, que vive la peor crisis de su historia reciente.

ama (afp, efe)

Fuente: dw.com