Cinco meses sin vuelos a Rurrenabaque agravan el deteriorado turismo a la Amazonía

Más de cinco meses sin vuelos hacia y desde Rurrenabaque agravaron aún más el deteriorado turismo de esta población. Sin fecha de reanudación del servicio, el municipio espera que finalmente la privada Ecojet se haga cargo de las operaciones, ante la negativa de la estatal BOA y la militar TAM.

Cinco meses sin vuelos a Rurrenabaque agravan el deteriorado turismo a la Amazonía

Fuente: https://brujuladigital.net/



El alcalde Elías Moreno lamentó que la estatal BOA se haya negado a cubrir la ruta. “La respuesta siempre es que BOA no va a cubrir la ruta La Paz-Rurrenabaque, Rurrenabaque-La Paz, mientras no tengamos las condiciones en el aeropuerto”, dijo a Brújula Digital.

Moreno señaló que la empresa a cargo de la ampliación de la terminal aeroportuaria no ha entregado ni de manera provisional la obra. “La entrega definitiva recién será en agosto, con lo cual sería un año sin el servicio de vuelos”, dijo.

Según Moreno, la única alternativa y la más cercana es la ofertada por Ecojet, que espera que sus aviones salgan de mantenimiento y pueda contar con la autorización de la Dirección General de Aeronáutica Civil (…). “Nos llevaron a un vuelo de reconocimiento y están de acuerdo con el aeropuerto, con los metros de aterrizaje, el problema es el avión”, acotó.

“BOA dice que mientras no haya condiciones no harán el vuelo y Ecojet cree que su segundo avión salga de mantenimiento y podamos contar con vuelos”, señaló.

Según el Alcalde, la empresa Ecojet no quiso dar una fecha cerrada de arranque de sus operaciones porque por cuatro veces fueron postergadas.

“Ya nos han dado cuatro fechas y no fue posible; primero, el tema administrativo para que puedan conseguir la otorgación de permisos y después los aviones entraron en mantenimiento, y luego el permiso de la DGAC que no autorizaba para ofrecer el servicio, por eso se reservan de dar fecha definitiva”, dijo.

“TAM tampoco puede venir; dice porque tiene sus aviones en mantenimiento, no hay esperanzas (…). Nos queda Ecojet nomás ya que la predisposición está dada al igual que el compromiso de la aerolínea con Rurrenabaque”, sostuvo.

Recordó que la empresa Amaszonas, cuando estaba a cargo de bolivianos, apostó por Rurrenabaque como uno de sus principales destinos, pero después prefirió concentrar sus operaciones en el eje central y vuelos internacionales.

Rurrenabaque es considerada la puerta de ingreso al Parque Nacional Madidi, una de las áreas protegidas más biodiversas del mundo fascinante por su amplia diversidad de aves, paisajes de exuberante selva, flores exóticas, ríos y sabanas orientales.

“Nos ha perjudicado mucho la falta de vuelos en el tema de movimiento económico, usted sabe que Rurrenabaque vive gran parte del turismo y al no tener con una línea aérea no vienen los turistas, muy poco se animan a venir por tierra porque se demora 12 horas en flota y en carro propio diez”, señaló,

Moreno afirmó que en las actuales condiciones es imposible reactivar el turismo en Rurrenabaque, ya que las agencias de turismo tuvieron incluso que cancelar vuelos por la falta de conectividad aérea.

“Teníamos al año alrededor de 20 mil a 30 mil turistas al año, era la cifra antes de la pandemia, pero si no llegan los turistas no hay movimiento en restaurantes, ni hoteles”, dijo.

Del Gobierno aseguró no se recibió ninguna ayuda. “Hemos enviado cartas a todas las instituciones, eso es lo que está pasando, estamos trabajando para hacer todo lo posible para que la reactivación económica salga adelante y se generen al menos empleos eventuales”, explicó.

En análisis del líder indígena Álex Vilca, de la comunidad de San José de Uchupiamonas, la exigencia de visas a los ciudadanos norteamericanos aprobada en el Gobierno de Evo Morales redujo en un 70% el turismo en Rurrenabaque, y por ende en el Madidi, situación que empeoró cuando se determinó exigir visas a los turistas israelitas.

Consideró que detrás de todas estas restricciones, sumada a la falta de conectividad aérea, está visto que el Gobierno pretende eliminar a Rurrenabaque del mapa de destinos turísticos del país, para que ingrese la actividad extractiva y se puedan ejecutar megaproyectos como las centrales hidroeléctricas de El Chepete y El Bala.

El Gobierno transitorio de Jeanine Áñez garantizó en febrero de 2020, el financiamiento de $us 9 millones adicionales para la ampliación del aeropuerto de Rurrenabaque, en el departamento de Beni, a los $us 6 millones ya ejecutados.

“Se invertirán $us 9 millones, lo cual hace $us 15 millones, que no solamente es para la pista, sino también para el equipamiento. La mancomunidad del río Beni podrá contar con un aeropuerto realmente digno para que aterricen aviones de empresas importantes y que el flujo turístico aumente”, manifestó entonces el ministro de Obras Públicas, Iván Arias.