Con multas y excepciones, así se aplicará el pase vacunal en Francia


El Parlamento francés aprobó este domingo el controvertido proyecto de ley que vuelve obligatorio el pase vacunal en ciertos lugares. El gobierno prevé que se empiece a aplicar a finales de esta semana. Los mayores de 16 años ya no podrán presentar pruebas negativas de Covid-19 como salvoconducto.



El ministro francés del Interior, Christophe Castaner, indicó este lunes 17 de enero que se promulgará “sin duda de aquí al final de la semana si todo sale bien”. Tras su adopción final por la Asamblea Nacional y el Senado la víspera, grupos de la izquierda francesa presentaron recursos ante el Consejo Constitucional, por lo que se aplazó su entrada en vigor en Francia por unos días. La propuesta generó tres semanas de intensos debates en el Parlamento y manifestaciones a lo largo del país.

El pase vacunal remplazará el actual pase sanitario. Toda persona mayor de 16 años deberá presentar prueba de un esquema completo de vacunación para poder acceder a restaurantes, bares, espacios culturales, gimnasios o para viajar por avión o tren a nivel nacional. Ya no serán válidas las pruebas negativas de Covid-19. Para los jóvenes entre 12 y 15 años, el pasaporte sanitario seguirá vigente.

Tras la polémica que generó la medida, los parlamentarios introdujeron en el proyecto de ley algunas excepciones. Las pruebas negativas de Covid servirán aún para acceder a centros de salud y para viajar por el servicio de tren o avión en caso de “motivos imperiosos familiares o de salud”, por ejemplo, si un pariente se encuentra en estado de salud grave.

También se recibirán certificados de recuperación de Covid-19 de menos de 6 meses.

Multas, excepto para los que se arrepientan

Las autoridades y el personal de restaures y centros culturales que tengan dudas sobre el uso fraudulento de un pase sanitario podrán requerir que los clientes presenten un documento oficial con foto como la licencia de conducción.

En caso de usar el pase de otra persona o de facilitar su uso a alguien más, se prevén multas de 1.000 euros. Hasta ahora la multa para el uso indebido del pase sanitario era de 135 euros. Personas que falsifiquen un pase vacunal se arriesgan a 5 años de cárcel y a 75.000 euros de multa. La ley contempla que aquellos que se arrepientan» y se comprometan a vacunarse completamente puedan quedar exentos de sanción.

Fuente: Radio Francia Internacional