¿Cornejo y Soliz deberían renunciar a sus clubes si son elegidos directores de la FBF?

Si Jaime Cornejo, presidente del club Aurora y Danitza Soliz, titular del club Real Tomayapo, son elegidos como directores de la División Profesional de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) el próximo 28 de enero en el Congreso Electivo, ¿deberían renunciar a sus cargos de presidentes?

La respuesta debería ser sencilla, al existir conflicto de intereses de por medio, ya que no se puede ser juez y parte al mismo tiempo. Sin embargo, ni un artículo en el estatuto ni en el reglamento del Estatuto norma esta situación.

Ya en la gestión de César Salinas (+) el tema estuvo sobre la mesa en los diferentes medios de comunicación, ya que Cornejo fue parte de ese Comité Ejecutivo y continuó como titular de Aurora.



En una revisión, tanto del estatuto y reglamento no hay ningún artículo que prohíba que un presidente de un club pueda ser elegido como director y después continuar en el cargo.

El único artículo que habla sobre este tipo de prohibiciones es el 32, que en su inciso 7 hace alusión a la composición del Comité Ejecutivo de la FBF: “Los integrantes del Comité Ejecutivo no podrán integrar al mismo tiempo ningún otro órgano de la FBF, con excepción de las comisiones permanentes y especiales o aquellos expresamente previstos en este estatuto”.

Sin embargo, ya en el 2017  cuando se aprobó el estatuto,  Mariano Zabala, gerente de Licencias de Clubes y Director Jurídico de la Conmebol, recomendó que de darse esta figura los elegidos deberían renunciar, precisamente para que no exista el “conflicto de intereses”.

Pese a ello, Cornejo no renunció a la presidencia del club Aurora y ahora va por su segunda gestión como director en la FBF.

Fuente: lostiempos.com