Covid-19: Colapsó terapia intensiva en Hospital Riberalta y se teme falta de oxígeno

La unidad de terapia intensiva del Hospital Riberalta colapsó a causa de la pandemia de coronavirus en esa parte de la provincia Vaca Díez, donde además se teme falta de oxígeno medicinal, informó el director de ese nosocomio, Armando Achocalla.

Fuente: https://lapalabradelbeni.com.bo



“Teníamos habilitadas cuatro camas en terapia intensiva, hemos movilizado recursos, equipamiento y procedimientos administrativos, se han habilitado seis camas las cuales están ahora ocupadas”, indicó.

De los seis pacientes dos tienen COVID-19, los demás son altamente sospechosos y se espera los resultados de las pruebas PCR.

Al mismo tiempo, expresó su preocupación porque para el funcionamiento de esa unidad se necesita oxígeno medicinal. Ese hospital consume un promedio diario de 40 tubos que demandan un monto de 11. 200 bolivianos.

Recordó que ese municipio contaba con una planta de oxígeno que estaba en litigio, porque siempre se recomendó al Comité Municipal de Reducción de Riesgos y Atención de Desastres (COMURADE)  se garantice el suministro de ese insumo.

Sin embargo, la empresa proveedora de la planta las pasadas horas cargó con una grúa el motor que embotella el oxígeno en los cilindros, porque llevarán a Montero, Santa Cruz.

“Riberalta se quedó sin planta de oxígeno y ahora más que nunca lo necesitamos”, dijo a tiempo de agregar que esperan lleguen por tierra 100 tubos de oxígeno.

Achocalla, hizo notar que los casos de coronavirus en el país y en el mundo aumentan, en consecuencia la situación tiende a empeorar.

El epidemiólogo de la Red de Salud 07, José Vidal Echegaray, informó 13 casos nuevos de COVID-19 y un deceso, con los que suman 154 casos confirmados y dos muertes en esta cuarta ola.

“Estamos activando la vigilancia, estamos tratando que se reactiven las brigadas para la búsqueda activa de casos, aunque sabemos que nuestra deficiencia de personal es grande”, manifestó.

Por su lado, la responsable de la Jefatura de Farmacias de dicha red, Karla Melendrez, informó que la aparición de la influenza sorprendió a los propietarios de farmacias para abastecerse de la cantidad suficiente de medicamentos.

“Nos ha tocado en una época difícil, la mayoría de las distribuidoras tuvo cierre de gestión; si bien hay medicamentos esenciales para un rol de turnos, pero por la afluencia a muchas farmacias las encontró desabastecidas”, explicó.
Asimismo, para las largas filas los fines de semana solamente se tiene tres farmacias de turno que son insuficientes para la cantidad de pacientes.