Crean concepto de nave que fusiona un catamarán y un dirigible

Cuando se habla de medios de transporte, siempre vemos que la mayoría de los proyectos que se desarrollan son en el sector automotriz.

Sin embargo, en el sector aéreo también surgen propuestas interesantes con potencial para convertirse en la próxima maravilla.



Una de ellas llega de la mano de Pierpaolo Lazzarini, un diseñador italiano quien se ha dado a conocer por la creación de extravagantes conceptos de vehículos de motor y motos acuáticas.

Para este hombre los diseños conceptuales son algo a lo que ya está acostumbrado. Entre sus creaciones más notables están superyates inspirados en cisnes, coches voladores retrofuturistas, así como también un catamarán con una estructura inspirada en un cangrejo.

Para su último proyecto, Lazzarini ha decidido fusionar en su diseño dos medios de transporte completamente opuestos: el catamarán y el dirigible dando como resultado el Air Yacht, el cual tendrá la capacidad para surcar el mar y el cielo.

El Air Yacht presenta un diseño alejado por completo de lo que constituye un globo tradicional, luciendo más parecido a un catamarán volador gigante formado por dos dirigibles de fibra de carbono de 150 metros de largo unidos a una cubierta central de 80 metros de largo y 10 metros de ancho.

Añadido a esto, la cubierta central posee un camarote principal que ofrece a sus ocupantes vistas de 360 grados, así como acceso a un gran comedor y una zona de estar. Además, cada dirigible cuenta con cinco camarotes con baño, así como ventanas en los bordes exteriores.

Cabe mencionar que estas naves gemelas disponen de áreas llamadas colmenas dotadas con la capacidad para albergar una cantidad de 14,1 millones de pies3 de helio comprimido, permitiendo con ello a la nave volar a una velocidad de 111 km/h de forma ininterrumpida durante un lapso de 48 horas.

Todo esto, ayudado por ocho rotores eléctricos que girarán en sentido contrario en los laterales y cuyo funcionamiento estará sustentado por la presencia de baterías ultraligeras, junto con paneles solares situados en la parte superior de las naves. Así también, los motores efectuarían su movimiento giratorio para impulsar el dirigible hacia abajo y realizar el amarizaje.

Opcionalmente, se contemplaría la idea de hacer espacio para un helipuerto en la parte superior de la cubierta central para permitir el aterrizaje de un helicóptero en caso de que este pueda ser requerido para explorar aquellos lugares donde el Air Yacht no pueda entrar.

Fuente: Link