Criminólogo advirtió que el violador serial no debía salir libre en 2013

El experto concluyó que Richard Choque es un psicópata desalmad que no siente ningún tipo de arrepentimiento por los delitos que cometió.

 

Fuente: paginasiete.bo



 

El criminólogo Emilio Vizcarra, quien entrevistó al violador serial Richard Choque Flores, advirtió que el antisocial no debía salir libre en 2013 porque es un psicópata reincidente y por el trastorno de personalidad que presenta tiene la tendencia a violar y matar.

“Por la forma del crimen que ha cometido debía haber cumplido los 30 años de cárcel, no debió salir y el juez no debía haber dispuesto su libertad pasado los ocho años. Hubiésemos evitado estas muertes y mucho más porque yo calculo que si ha matado a la primera víctima el 18 de mayo, la segunda el 27 de agosto, hubo un intervalo de casi dos meses, eso significa que él mata cada dos o tres meses”, afirmó Vizcarra en contacto con Red Uno.

Consideró que este tipo de delitos cometidos en 2013 se hubiese evitado si los operadores de justicia no se dedicarían a interpretar el Código de Procedimiento Penal, que está bien redactado, pero autoridades judiciales se prestan a actos de corrupción, sostuvo el experto.

También puede leer: Familias de Iris y Lucy sufrieron meses de extorsión y amenazas

Advirtió que por las características personales de Richard, su perfil es catalogado como psicópata desalmado porque ese tipo de persona no siente ningún tipo de arrepentimiento por los delitos que cometió y miente con frecuencia. Por eso sugirió que se le dé condena perpetua sin derecho a indulto.

“Como profesional, para mí sería muy bueno que (Richard) esté con cadena perpetua, si tiene sentencia de 30 años saldrá a sus 62 años, edad en el que las hormonas pueden seguir burbujeando y puede seguir cometiendo este tipo de delitos, esto es muy peligroso y no sólo eso, sino que mata. Se dice que son dos casos de muerte, yo calculo muchas más muertes, porque a mí me confesó que primero tuvo contacto con cinco, luego dijo ocho”, indicó el experto.

Comentó que cuando entrevistó a Richard notó que no sintió ninguna culpa de haber hecho daño a sus víctimas, porque contó en detalle cómo le dio veneno para matar zorros, lo que le provocó vómitos, defecaciones, y convulsiones de la mujer, agonía que el violador serial presenció sin inmutarse. Luego botó el cadáver al pozo séptico que tenía en su casa.