Dos de los tres fiscales que investigan el caso ítems están con Covid-19 y las indagaciones se ralentizan

Dos de los tres fiscales que conforman la comisión que investiga el caso de los 800 ítems fantasmas detectados en la Alcaldía cruceña se contagiaron de Covid-19, afectando el curso de las pesquisas porque algunas declaraciones de testigos fueron suspendidas, al igual que otros operativos de allanamiento, según se dio a conocer en las últimas horas.

María Terceros y Yolanda Aguilera son las fiscales afectadas, quienes ya están aisladas y recibiendo tratamiento médico, a la espera de que se recuperen y vuelvan a desempeñar sus funciones investigativas y en la unidad Anticorrupción.

Mientras tanto, el coordinador Javier Cordero es quien está a cargo del proceso por los ítems fantasmas y esta mañana recibió la declaración informativa del alcalde Jhonny Fernández. La autoridad edil debía brindar su testimonio ayer, pero fue reprogramado para este martes debido a la carga procesal y a la reducción de fiscales de la comisión por baja médica.



Además, la exconcejala de Unidad Cívica Solidaria (UCS), Rosario Schamisseddine, también declaró como testigo esta jornada y al salir de la Fiscalía señaló que “conocía de vista” a Antonio Parada, exdirector de Recursos Humanos, pues en varias ocasiones acompañó al entonces alcalde Percy Fernández en las reuniones de autoridades municipales.

Schamisseddine señaló que realizó varias peticiones de informe sobre las personas que trabajan en la Alcaldía y lamentó que no le dieron respuestas, por lo cual no logró fiscalizar los contratos de los exfuncionarios en la anterior gestión.