En Chile, la licitación de litio enfrenta al gobierno y al presidente electo Gabriel Boric


Este miércoles, el gobierno de Chile anunció una millonaria adjudicación a dos empresas para la extracción de litio, lo que provocó críticas por parte del presidente electo, Gabriel Boric, y de la oposición política.



En Chile, el Ministerio de Minería confirmó que las empresas BYD Chile SpA (china) y Servicios y Operaciones Mineras del Norte S.A. (chilena) obtuvieron los contratos de extracción de litio por 61 y 60 millones de dólares, respectivamente, durante 20 años.

La licitación ya había generado polémica en Chile por haberse realizado a meses de que termine el mandato del conservador Sebastián Piñera el 11 de marzo y a pesar de las solicitudes del izquierdista Gabriel Boric, actual presidente electo, y de la oposición parlamentaria de paralizar y analizar la licitación, que tenía hasta el viernes 14 de enero para ser anunciada.

«Era una atribución exclusiva del gobierno de Chile en ejercicio y nos parece que es una mala noticia y me recuerda a esas ‘leyes de amarre’ que se hacían a última hora cuando un gobierno ya está dejando sus funciones», señaló Boric tras conocer la noticia.

«1,8% de las reservas conocidas»

Cada empresa tendrá una cuota de 80.000 toneladas con un plazo de siete años para desarrollar el proyecto. El contrato otorga otros 20 años para la explotación de este metal ligero, considerado clave para el desarrollo de baterías para vehículos eléctricos.

«Representan el 1,8% de las reservas conocidas de litio en nuestro país», indicaron desde el Ministerio de Minería. Las dos adjudicatarias son empresas nuevas en el mercado chileno.

Escuche la entrevista a Gustavo Lagos, profesor en el Departamento de Ingeniería y Minería de la Pontificia Universidad Católica de Chile, y autor de “El desarrollo del litio en Chile: 1984-2017”, entrevistado por Ana María Ospina.

Las ofertas no adjudicadas fueron desestimadas por la gran diferencia de precios en relación a las confirmadas en tanto otras quedaron desiertas. Quedaron fuera los otros tres oferentes, entre ellas las mayores explotadoras mundiales de litio, la chilena Sociedad Química y Minera de Chile (SQM), que extraen el 17% de este metal en el mundo, y la estadounidense Albemarle, que produce el 19%.

«Aumentar el dinamismo de la industria local»

A dos meses para que Boric sustituya a Piñera, el próximo 11 de marzo, el gobierno decidió seguir adelante con la licitación a pesar de las críticas al considerar que «permitirá aumentar el dinamismo de la industria local de litio para que Chile recupere su posición en la escena mundial», según el comunicado oficial de la cartera minera.

Según la cartera, hasta 2016 Chile era el mayor productor mundial de litio, con un 37% del mercado, pero hoy ocupa el segundo lugar detrás de Australia, con un 32%. Si el país no logra aumentar su producción, al año 2030 su participación caería al 17%.

«Le habíamos dicho al gobierno que no se innovara en esta materia. Si ya tomaron la decisión ellos tienen la atribución para hacerlo, pero me parece que es una mala decisión y la vamos a revisar en su momento con nuestros colaboradores», afirmó Boric.

«Falta de respeto»

Apenas unas horas después de hacer pública la licitación, el ministro de Minería, Juan Carlos Jobet, acudió al Congreso donde estaba citado por la oposición a una sesión especial para analizar los términos de las concesiones.

En el Parlamento, los diputados opositores mostraron su enojo con la decisión del gobierno y abandonaron la sala «manifestando su molestia (…) reclamando una total falta de transparencia en el proceso», indicaron a través de un comunicado desde la Cámara de Diputados.

«Es un ninguneo a un poder del Estado que el Gobierno, una hora antes de esta sesión especial, donde estamos llamados justamente a debatir esta materia y tomar acuerdos relevantes para el país, haya adjudicado a dos empresas privadas la explotación del litio por (casi) 30 años. Es una falta de respeto a un poder del Estado», señaló el diputado opositor del Partido por la Democracia, Raúl Soto.

Con la AFP

Fuente:Radio Francia Internacional