En más de 6 meses de gestión, la Gobernación cruceña ejecutó casi el 84% del presupuesto, por encima de los dos años anteriores

En el informe de la gestión departamental 2021.

Austeridad. El gobernador Luis Fernando Camacho destacó que esta administración está enfocada en los ciudadanos y no en los políticos, lo que se demuestra en lo que se han triplicado de ingresos propios, y en la disminución del gasto en burocracia y el aumento de la inversión en obras, principalmente para las provincias, como la perforación de pozos de agua.



Fuente: Gobernación de Santa Cruz

“Los datos reales son la fortaleza de una gestión, lo que demuestra que la ejecución presupuestaria de este 2021 fue del 83.9%, una cifra ligeramente superior a la del año anterior (2020), del 82.8%… mientras que la de 2019 alcanzó el 81%”.

Este es el síntesis del informe de gestión 2021 del Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz, presentado por el gobernador Luis Fernando Camacho, luego de una exposición detallada del secretario de Hacienda, Orlando Parada, realizada en Casa de Gobierno, con la presencia del presidente de la Asamblea Legislativa Departamental, Zvonko Matkovic.

“Es una ejecución presupuestaria importante. Más si tenemos en cuenta que asumimos la gestión prácticamente a mediados de año”, agregó Camacho, al precisar hasta el 3 de mayo de 2021 solo se había ejecutado solo un 22,2% del presupuesto, siendo lo más importante el cómo se gastó, cuyo indicador demuestra la calidad de la gestión, enfocada en beneficiar al ciudadano y no a los políticos.

En este punto, Camacho resaltó que esta administración ha asumido una política de austeridad fuerte, basada en reducir el gasto corriente e incrementando la inversión pública, es decir, se ha gastado menos en burocracia y se inyectado más en obras, principalmente en las provincias cruceñas.

La primera autoridad del departamento no dejó pasar por alto el dato más importante el sistema de salud departamental, que registra una inversión del 17% del total, que equivale a Bs 54 millones, destinado principalmente en fortalecer los hospitales de tercer nivel, provenientes de recursos propios, lo que ha beneficiado a frenar el avance de la pandemia de covid-19.

Mayor ejecución en la lucha contra los incendios

En lo que respecta a emergencias, también se ha reaccionado mejor que en años anteriores con relación a los incendios, heladas y sequías. Y solo para comparar una cifra, en 2019 la Gobernación destinó unos Bs 13 millones para combatir el fuego, y el año pasado este presupuesto subió a más de Bs 20 millones, dando así buenos resultados en las tareas de prevención y mitigación de este fenómeno.

Igualmente, se ha sido más agresivos el tema de la escasez de agua, llegando a perforar 31 nuevos pozos, brindando así mejor calidad de vida al proveer este líquido elemental a las comunidades rurales más necesitadas.

Por último, Camacho hizo énfasis en que en esta gestión se han triplicado los ingresos propios, pasando de Bs 20 millones a Bs 64 millones.

“Al asumir la gestión, encontramos a la Gobernación prácticamente asfixiada por la deuda… La gestión anterior había asumido 377 millones de bolivianos como deuda de contrapartes de proyectos nacionales. Y esa deuda no tenía fuente de financiamiento, y corríamos el riesgo de que cualquier momento nos debiten ese monto. Esa deuda que no tenía financiamiento, ahora ya está resuelta en una gestión con el FNDR”. (…) Ya no corremos el peligro de que en cualquier momento nos debiten esos Bs 377 millones”, resaltó Camacho.

Al finalizar su presentación dio cuenta de que en esta gestión no existe dinero malgastado en publicidad de la imagen del gobernador.