Evalúan opciones para albergue si hay emergencia por derrumbes en Cochabamba

Hay siete familias consideradas damnificadas. Ayer, el subalcalde de la comuna Valle Hermoso, Sergio Garvizu, hizo una inspección de predios, entre esos un centro en Cerro Verde.

Una casa rajada en la zona de Alto Cochabamba. DICO SOLÍS

Ante el riesgo latente de derrumbe de construcciones, debido a los suelos inestables, en la zona de Alto Cochabamba, el subalcalde de la comuna Valle Hermoso, Sergio Garvizu, inspeccionó ayer predios que podrían ser albergues en caso de una emergencia.

Hay siete familias consideradas “damnificadas”, de las cuales algunas ya se trasladaron.



En 2008, en Alto Cochabamba se derrumbaron viviendas; colapsaron por las lluvias y la inestabilidad de los terrenos.

Garvizu manifestó que, ante el riesgo de derrumbe, tres casas deberían demolerse; pero los propietarios lo impiden.

La autoridad informó que desde que se inició la actual gestión municipal, en mayo de 2021, se hizo la demolición de casas, en las que hubo autorización de los propietarios.

Desde entonces sumaron siete familias damnificadas. Algunas optaron por trasladarse a otras casas y vivir incluso en alquiler.

“Hay una familia en la actualidad que no tiene los medios, ni los recursos para estar en otro lado”, expresó el Subalcalde.

También hay familias que autorizan la orden de demolición para ser trasladadas a otro lugar.

“Hay tres casas que deberían demolerse. Una de esas es de tres pisos que, si cae, jalará a otras”, acotó.

Con este panorama, la autoridad informó que toman previsiones, aunque espera que no se registren emergencias.

“Realizamos una inspección al Centro Albina Patiño, en Cerro Verde, como una alternativa, una posibilidad para mover a la gente ahí (…). Es una alternativa, todavía no está definido”.

“Estamos analizando varios predios en los cuales podamos hacer que la gente pueda llegar”, afirmó.

Entretanto, hacen evaluaciones en diferentes lugares para la posibilidad de albergues.

En la zona de Alto Cochabamba existen zonas categorizadas en roja, amarilla y verde. Existen dos manzanas en zona roja, los más riesgosos, donde unas casas pueden “jalar” a otras, si es que se registraran deslizamientos.

En el área catalogada como naranja son como seis manzanas. Se trata de una zona donde por el comportamiento del tiempo, con las precipitaciones pluviales, las construcciones son susceptibles a derrumbes y situaciones riesgosas en las construcciones.

Quienes habitan en la zona verde no tienen inconvenientes ni riesgos.

Garvizu explicó antes que, técnicamente, una manera de darle seguridad a la zona es con la construcción de pilotes. Pero, en los barrios hay construcciones de viviendas, de tanques y otros. La solución pasa por la demolición.