Fiscalía de El Salvador investiga 213 casos de la guerra

Rodolfo Delgado dijo que algunos de esos casos son las masacres de El Calabozo y El Mozote, así como el asesinato de monseñor Óscar Arnulfo Romero, ahora santo.

 

Foto de personas que conmemoran el asesinato de seis sacerdotes jesuitas y dos mujeres en la Universidad Centroamericana de El Salvador.
Foto de archivo.

Fuente: DW



 

El Ministerio Público salvadoreño investiga al menos 213 casos de crímenes y violaciones a derechos humanos perpetrados en el contexto de la guerra civil (1980-1992), que dejó más de 75.000 muertes y entre 8.000 y 10.000 personas desaparecidas, informó este lunes (24.01.2022) el fiscal general, Rodolfo Delgado.

Además, el titular de la Fiscalía General de la República (FGR) de El Salvador afirmó que «actualmente 21 casos (de crímenes de guerra) están siendo judicializados».

Detalló que algunos de esos casos son las masacres de personas civiles desarmadas denominadas El Calabozo y El Mozote, perpetradas por el Ejército, el asesinato de monseñor Óscar Arnulfo Romero -ahora santo- por escuadrones de la muerte y el ataque a un grupo de infantes de marina de Estados Unidos cometido por parte de la exguerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Asimismo, mencionó el proceso penal por la masacre de seis sacerdotes jesuitas -cinco de ellos españoles- y dos mujeres en el campus de la Universidad Centroamericana (UCA) y en el que el expresidente Alfredo Cristiani (1989-1994) es señalado como uno de los autores intelectuales. Estos 21 casos, aseguró el fiscal general, «están el informe de la Comisión de la Verdad» de Naciones Unidas.

Delgado ofreció esa información a congresistas de una comisión de la Asamblea Legislativa que analiza una propuesta de ley de justicia transicional para las víctimas de la guerra.

En febrero de 2020, bancadas legislativas del Congreso aprobaron la Ley Especial de Justicia Transicional, Reparación y Reconciliación Nacional que fue rechazada por las víctimas del conflicto armado y vetada por el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, por considerarla inconstitucional.

El Parlamento no superó el veto del mandatario y la normativa fue archivada, por lo que los actuales integrantes de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos han retomado la discusión para la elaboración de una nueva ley.

Diversas organizaciones de derechos humanos y de representantes de las víctimas han denunciado que esa comisión -con mayoría oficialista- no ha escuchado a las víctimas ni tampoco se les ha tomado en cuenta para el análisis de la normativa.

La Sala de lo Constitucional anuló en 2016 una ley de amnistía de 1993 que impedía juzgar los crímenes de guerra y ordenó al órgano Legislativo crear una normativa que garantizara el acceso a la Justicia de las víctimas del conflicto. La guerra enfrentó al grupo guerrillero del FMLN y al Ejército de El Salvador, financiado por Estados Unidos.

ama (efe, teleprensa, el noticiero)