Gobierno garantiza precio justo de la harina; este año gastará Bs 168 millones en la subvención de alimentos

La estatal Emapa firmó un acuerdo con los panificadores para mantener el precio del pan. La firman tiene en stock 129.000 toneladas de trigo

El Gobierno asegura que el precio del pan no subirá/Foto: EL DEBER

 

El precio del pan no sufrirá ningún tipo de incremento. La Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) y la Confederación Nacional de Panificadores Artesanos de Bolivia firmaron este lunes un convenio, que garantiza la provisión de harina a ese sector. Además, la empresa estatal aseguró que cuenta con una buena cantidad de reservas de trigo para producir este alimento.



A este factor se suma lo que destinará el Estado para la subvención de alimentos, como haría y arroz, que de acuerdo al Presupuesto General del Estado (PGE) llegará Bs 168,1 millones.

El acuerdo suscrito entre la empresa estatal y los panificadores fue firmado por el gerente general de Emapa, Franklin Flores, y el presidente de Confederación Nacional de Panificadores, Juan Cachicatari, en presencia del viceministro de la Micro y Pequeña Empresa, Luis Siles, en la ciudad de La Paz, según un reporte de la agencia ABI.

Con este convenio, el precio del pan se mantendrán en el país, por ejemplo, en El Alto a 0,50 centavos (ctvs); en Cochabamba a 0,50 ctvs; en Oruro a 0,40 ctvs; en Potosí a 0,33 ctvs; y en Chuquisaca a 0,40 ctvs.

La compañía estatal tiene en stock alrededor de 129.000 toneladas de trigo almacenadas en silos para transformar en harina. 

Este año tenemos previsto llegar a 213.000 toneladas de trigo, eso establece nuestro presupuesto, así se ha aprobado por todo el gabinete de ministros, por lo cual pedimos a la población boliviana estar tranquila, porque el pan está garantizado, el precio de la harina también”, dijo Flores.

Por su parte, Cachicatari añadió que Emapa y los panificadores de Bolivia llegaron a un acuerdo satisfactorio, que beneficia a este sector y a las familias bolivianas con harina y pan a precio y peso justo.

Fuente: El Deber