Marciel Ribeiro de Oliveira era conocido como “narcotraficante de ostentación”, según medios brasileños

 

Fuente: El Deber

El brasileño Marciel Ribeiro de Oliveira, que fue asesinado el pasado fin de semana en Santa Cruz de la Sierra, era conocido en su país como un “narcotraficante de ostentación”, según medios del estado de Goiás (centro oeste de Brasil). El hombre fue acribillado con 11 disparos en las afueras de un local, ubicado en la avenida Los Cusis de la capital cruceña.

De acuerdo al portal g5news.com.br, Ribeiro, que fue detenido el 9 de junio de 2016 junto a su hermano Marcelo (41 años) en Anápolis, vivía una vida de lujo. Al momento de su captura -en un condominio (junto con otras 8 personas)- se le incautó una lancha modelo Tritón 360, valuada en cerca de un millón de reales (unos $us 183.128).



En ese mismo operativo también se le incautó una casa de lujo, una pistola calibre 38, dinero, joyas, municiones de armas, relojes y equipos electrónicos, detalla el sitio de noticias de Brasil portal6.com.br. Tras su detención la justicia de Anápolis lo envió a prisión junto a su hermano y las otras ocho personas aprehendidas. «Era conocido como narcotraficante de ostentación», agrega este medio.

A poco de cumplir un año en prisión, Ribeiro de Oliveira se escapó de la prisión (9 de junio de 2017) aprovechando el horario de visita. La Policía del vecino país le perdió el rastro hasta este fin de semana que fue asesinado en Bolivia.

Su hermano, Marcelo Ribeiro de Oliveira, que logró escapar en 2019, también fue asesinado tras un enfrentamiento con la Empresa Policial Especializada (CPE) en Goiás, señalan los medios del vecino país.

El extranjero logró tramitar en Santa Cruz de la Sierra una cédula de identidad en el Segip con el nombre de Eduardo Maciel Guimaraes Ribeiro. El carné de identidad fue expedido el 5 de marzo de 2020 y contaba con una vigencia de cinco años, igual que de un ciudadano boliviano.

Sobre el tema de la identidad falsa, Alpacino Mojica, director regional del Segip, afirmó que investigará de cómo obtuvo el documento. “Se verá qué funcionario se prestó para darle cédula de identidad”, afirmó a Bolivia TV.

Mojica adelantó que si algún funcionario o exfuncionario cometió delito en este caso, la institución se convertirá en parte querellante para sancionar al responsable. No se descarta que trabajadores o extrabajadores del Segip sean citados a declarar por este caso.

El cuerpo de Marciel Ribeiro de Oliveira, de 35 años, será repatriado a Goias donde sus familiares le darán cristiana sepultura. Se conoce que hasta este martes concluirán los trámites para enviar el cadáver del extranjero a su país de origen.