Opositores presos en Nicaragua sufren desmayos y pérdida de memoria

Siete de los encarcelados son políticos que intentaron disputarle el poder al reelecto presidente Daniel Ortega, que el próximo 10 de enero iniciará un cuarto mandato consecutivo de cinco años.

Los familiares de los más de 40 opositores nicaragüenses detenidos desde el año pasado denunciaron el martes (04.01.2022) las graves condiciones de salud y carcelarias en las que se encuentran sus parientes, principalmente los de la tercera edad.



Entre los detenidos figuran siete aspirantes a la presidencia arrestados tras anunciar sus intenciones de disputarle el poder a Daniel Ortega en los comicios del 7 de noviembre. El mandatario sandinista de 76 años, que gobernó por primera vez en la década de 1980, se prepara para iniciar un cuarto mandato consecutivo el próximo 10 de enero junto a su esposa Rosario Murillo, reelegida vicepresidenta.

«La salud de las personas de la tercera edad está en situación crítica», dijeron los familiares en un comunicado, tras visitar a sus parientes entre el 31 de diciembre y el 2 de enero pasados.

Citaron el caso del jurista y exvicecanciller José Pallais, de 68 años, quien tenía sobrepeso y varias enfermedades crónicas cuando fue arrestado en junio pasado. «Nos alarma la pérdida de casi 90 libras de peso (40,5 kilos) y su estado de debilidad física que le ha llevado a sufrir dos desmayos», indicaron.

Otro que ha sufrido desmayos es el exembajador de Nicaragua en Costa Rica y ante la Organización de Estados Americanos (OEA) Mauricio Díaz, de 71 años, quien ha perdido unas 30 libras (13,5 kilos), tiene manchas en su piel y lagunas mentales, según la denuncia.

La dirigente opositora Violeta Granera, de 70 años, ha perdido dientes, se le dificulta comer y tiene manchas rojas en la cara por falta de sol, continuaron.

El también exembajador nicaragüense ante la OEA Edgar Parrales, de 79 años, «carece de intestino grueso, tiene una hernia y ha perdido 12 libras (5,4 kilos) en 40 días», de acuerdo con la denuncia.

Otro que ha sufrido desmayos es el gerente general del diario La Prensa de Nicaragua, Juan Lorenzo Holmann Chamorro, quien además le ha salido una «mancha en el ojo», señalaron.

Asimismo, expresaron su preocuparon por Róger Reyes, abogado del aspirante presidencial también encarcelado Félix Maradiaga. «Mi esposo está perdiendo la memoria y está sumido en una profunda depresión», afirmó en teleconferencia de prensa Fernanda Guevara, esposa de Reyes.

Ortega acusa a los detenidos de ser «criminales” que intentaron derrocar a su gobierno. «Tenemos presos a los terroristas, a los que financiaban el terrorismo y querían financiar nuevas actividades terroristas», dijo en una reciente una visita a Cuba.

gs (efe, ap, La Prensa)

Fuente: dw.com