Padre Mateo llega desde Perú para impulsar la donación de sangre y presenta su nuevo libro

“La donación voluntaria de sangre es donar para quien la necesite y cuando la necesite. De mis 151 veces que he donado, jamás lo hice para una persona concreta”, expresó
Eduardo Ruilowa

El padre Mateo Bautista llegó desde Perú para impulsar la donación de sangre en Bolivia. Esta mañana, en un acto especial en la Casa de Gobierno, acompañado de autoridades departamentales, realizó su donación de sangre 151 y presentó su libro ‘Samaritanos de la donación de sangre’, el cual está dedicado a los donantes y promotores de la donación voluntaria de sangre.

El libro, que se materializó en un año,  tiene cerca de 300 páginas y consta de cuatro partes. La primera está dedicada a conocer más sobre la sangre; la segunda sobre la transfusión; la tercera hace un recorrido sobre la historia de la donación de sangre y la última parte habla sobre la conciencia de la donación altruista y sus ventajas.

“Es como un manual para conocer la importancia de la sangre que es el elixir de la vida y sobre todo para generar una conciencia de que, si todos los que podemos dar sangre, entre los 18 y 60 años, donamos al menos una vez al año, vamos a tener sangre abundante, analizada, preparada y en previsión absolutamente para todos sin tener que pedir a ningún familiar ni estar correteando”, expresó el religioso.

Bautista recalcó que en sus 44 años que lleva extendiendo el brazo para donar sangre, jamás lo hizo sabiendo a qué persona le ayudaría, sino que es una misión solidaria y de amor al prójimo que realiza desde que era joven.

“La donación voluntaria de sangre es donar para quien la necesite y cuando la necesite. De mis 151 veces que he donado, jamás lo hice para una persona concreta, porque desde mis 18 años dono cada 3 meses sistemáticamente. Donar es una fiesta, es pensar en los demás, es hacer patria”, agregó.

El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, estuvo presente en el acto y agradeció el compromiso que tiene el padre Mateo con la salud y la vida de la gente. Además, llamó a la conciencia de las personas para seguir el ejemplo de Bautista y su vocación de servicio.

Estar comprometido con la salud, con el pueblo, con la vida, eso es hacer desarrollo humano y amor por la gente. No se trata de reponer sangre, se trata de generar esperanza y vida y que nuestro Banco de Sangre pueda tener la capacidad de dar solución a las necesidades de la gente y ofrecerle una oportunidad de vida”, concluyó Camacho.

La Gobernación construye un nuevo edificio para el Banco de Sangre y, como un reconocimiento, llevará el nombre del padre Mateo. El nuevo edificio está ubicado en el cuarto anillo, entre Alemania y 2 de Agosto y se espera que esté terminado hasta finales de este año.

Vea la entrevista con el padre Mateo: