“Solo queremos una baja”, el calvario de contagiados sigue pese a vigencia de nueva normativa

Pese a que el Ministerio de Salud informó que desde este lunes se podían tramitar las bajas médicas presentando resultados de laboratorios particulares o autorizados por el Estado, esta jornada se registraron largas filas pues señalaron que no les aceptan bajas y por ello varias personas decidieron hacer filas que parecen interminables.

He dado positivo, pero no me quieren hacer valer», señalaba una mujer que hacía fila en uno de los seguros de salud.

Se mostró preocupada pues como no le aceptaron su prueba realizada en un laboratorio privado, tuvo que hacer fila desde temprano este lunes; sin embargo, le indicaron que solo iban a atender a 25 personas en la mañana y 25 por la tarde.



Nos están mezclando entre positivos y negativos”, era el reclamo de otra persona.

Fueron varios los reclamos de las personas que aseguraron que las instituciones no aceptan realizar el nuevo trámite y exigen que la baja sea tramitada con el anterior procedimiento. 

“No están aplicando bajas automáticas virtuales, en vano hemos sacado las pruebas en laboratorios particulares y acá tampoco nos quieren atender”, manifestó una mujer que había dado positivo.

 

 

Otras personas estaban preocupadas no solo por su baja, sino también por temor a contagiar a otras personas; sin embargo, señalaron que no pueden cumplir el aislamiento porque como no se están aceptando las bajas virtuales, se ven obligadas a realizar el trámite personal.

El panorama era similar en el Policlínico de la Caja Nacional de Salud (CNS) en El Alto. Centenares de personas hacían una fila que daba vuelta a la cuadra de esta institución.

Somos positivos solo queremos nuestra queremos baja. Dicen que atenderán 80 peros somos más de 100”, era el reclamo de un hombre en la fila.

“Ya estoy cinco días peregrinando, ya me van a descontar”, señalaba preocupada una de las aseguradas a la CNS.

Las pacientes no reciben su baja y como han dado positivo tampoco pueden regresar a sus fuentes laborales y se hacen pasibles a descuentos.