Tarija: Sector Campesino pide nueva distribución de recursos departamentales

La directiva de la Federación resolvió agotar las instancias de diálogo con la Gobernación y el Gobierno Regional del Chaco, antes de asumir medidas de presión

Gabriel Morales E./Bolinfo/Tarija



Fuente: elPeriódico

Sin ánimos de quedar al margen del debate que reavivó la región autónoma del Gran Chaco al exigir más recursos del tesoro departamental, la directiva de la Federación de Campesinos de Tarija se sumó a la petición de provincias como Arce y O’Connor para iniciar el proceso de una nueva distribución de las regalías y el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH).

El secretario general de la Federación, Elvio Diaz, anunció que el primer paso para concretar esta demanda será convocar a las organizaciones sociales y gobiernos municipales en el afán de unificar criterios y exigir al Gobierno Departamental que viabilice una redistribución económica para que las provincias que reciben menos recursos gocen de mayores ingresos.

“Debemos tener la capacidad de ponernos de acuerdo para una nueva distribución de recursos y de qué manera podemos gestionar ante el nivel nacional que lleguen más recursos, no podemos pelearnos entre tarijeños por lo poco que tenemos, deberíamos sentarnos a hablar, dialogar, para que quede claro cuánto van a administrar los municipios, la región del Chaco, el Gobierno Departamental”, enfatizó.

 El dirigente cuestionó que no hayan sido convocados por el Ejecutivo Departamental, que ya se reunió con los alcaldes municipales, para participar del proceso de gestación de la nueva ley del 1%, en la que según se conoce por intermedio del gobernador, Oscar Montes, se suprimirá la figura del débito automático que se ejecutaba a través del Ministerio de Economía y Finanzas.

ElAPUNTE

El Chaco: La única región que logró más recursos

A través de un acuerdo intergubernativo histórico, firmado en la ciudad de Cochabamba en noviembre del 2021, el Gobierno Departamental de Tarija accedió a transferir el 45% del IDH a la región autónoma del Chaco a partir de la gestión en curso.

Esto ocurrió en medio de presiones de las otras provincias que introdujeron proyectos de ley a través de sus asambleístas al Legislativo Departamental, para la redistribución de la renta petrolera.