El expresidente Mesa intenta visitar a Áñez y en el penal no le permiten el ingreso

Mesa acudió al penal, después que Carolina Ribera suplicó que los expresidentes constitucionales visiten a su madre detenida en la cárcel de Miraflores

Mesa
El expresidente abraza a la hija de Áñez. Foto: CC

 

Fuente: ANF



 

 El expresidente de Bolivia y líder de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, denunció que las autoridades del penal de Miraflores le impidieron visitar a la exmandataria Jeanine Áñez, quien cumple hace nueve días una huelga de hambre.

El exmandatario acudió la tarde de este jueves a la cárcel de mujeres en la zona de Miraflores de la ciudad de La Paz, con el objetivo de visitar a la exmandataria, en atención a la petición desesperada de Carolina Ribera.

Sin embargo, en el penal no le permitieron ingresar, tampoco a la presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), Amparo Carvajal, quien también se encontraba en el lugar.

“No nos permiten verla, no nos permiten una expresión de solidaridad, de afecto y de humanidad”, lamentó el exmandatario en la puerta del penal donde llegó para expresar su apoyo a los hijos de Áñez.

“Esto tiene nombre y apellido, no quieren permitir nuestro ingreso, ni el de Amparo ni el mío, de una manera arbitraria las autoridades del penal no hacen otra cosa que cumplir obsecuentemente las órdenes del poder político”, protestó Mesa.

Carolina Ribera, hija de Áñez, había implorado a los expresidentes constitucionales en alusión a Mesa, Jorge Tuto Quiroga, Jaime Paz Zamora, visitar a su progenitora para poder verificar su delicado estado de salud a nueve días de huelga.

El exmandatario denunció que esta es una “muestra flagrante de existencia de injusticia sistemática de un poder  cooptado, hipotecado, secuestrado por el Ejecutivo que es el poder Judicial y el Ministerio Público”.

Calificó como «tonterías» que el penal argumente que por medidas de seguridad en la salud, está prohibido el ingreso de personas mayores de 55 años.

Acotó que su presencia en el penal responde a un acto de solidaridad con la exmandataria y con sus dos hijos, frente a la “evidencia vergonzosa y lamentable, y que muestra el tamaño vergonzoso en el que se mueve el Movimiento al Socialismo”.

“Que usa las cárceles como un espacio de acción de terrorismo de Estado, como una acción de amedrentamiento y en este caso como una acción arbitraria, ilegal, inconstitucional que no tiene ningún sustento”, afirmó Mesa acompañado de algunos legisladores de su bancada.

Dijo que los cargos en contra de Áñez son “inventados” refiriéndose a los delitos de conspiración, sedición, en el marco del caso “golpe de Estado” y de la supuesta violación de derechos constitucionales por incumplimiento de deberes.

Aseguró que la detención de Áñez es “ilegal”, porque no existe “ningún argumento que justifique su presencia en la cárcel, es obvio que el MAS quiere un trofeo de guerra y quiere cebarse en la expresidenta para la vendetta, para la retaliación de lo que ha significado un gobierno constitucional de transición democrática como es el que ha presidido”.

Pedido de suspender la huelga

Mesa también pidió a la exmandataria que levante la medida extrema de huelga de hambre porque está dañando su salud.

“Le quiero pedir respetuosamente a la expresidenta Jeanine Áñez que levante la huelga de hambre, está poniendo en riesgo su vida. Ella tiene que tener esperanza de la vida como tal y la esperanza de que se haga justicia”, dijo Mesa, quien señaló que se seguirá luchando por una justicia transparente e independiente.

Insistió que Áñez debiera levantar su huelga de hambre, porque en el país se seguirá combatiendo democráticamente la justicia y el Ministerio Público, porque mientras ambos estén secuestrados «no habrá justicia» en Bolivia.

En tanto que, Carvajal le dijo que siga “resistiendo” y que no le pediría que levante la medida de presión, porque desde fuera se seguirá luchando por la verdad y la justicia.