En una hora de lluvia cayeron 95 milímetros de agua en la capital cruceña

Las precipitaciones se concentraron en las ciudad, entre las 16:15 y 17:20 de este martes, posteriormente la incidencia fue menor. Ante este escenario, no hay incidencia en el caudal de los ríos.

Fuente: El Deber

Un total de 101 milímetros por metro cuadrado de lluvia fue lo que cayó en las últimas horas en Santa Cruz de la Sierra, municipio que concentró la mayor parte de estas precipitaciones que inundaron las calles y causaron temor entre los vecinos. En tan solo una hora cayó 95 milímetros por metro cuadrado de lluvia. El 95% del agua cayó entre las 16:15 y las 17:20 de este martes, mientras que el resto se extendió hasta la medianoche.



Según el reporte de Julio César Claure, responsable del Sistema de Información Agroproductiva – SIC Santa Cruz, y de José Antonio Rivero, responsable de cuencas, la situación no pasará a mayores, puesto que la ciudad ya registra cielos nubosos y solo se pronostican chubascos aislados.

A partir del jueves se esperan cielos despejados y una mejora general del tiempo no solo en la ‘ciudad de los anillos’, sino también en el resto del departamento cruceño.

También se reportaron lluvias de menor intensidad en las regiones de la Chiquitania (Cañada Larga, San José, Santiago y Puerto Suárez), donde se registraron 15 milímetros de agua, así como chubascos y lloviznas menores en los Valles cruceños.

El reporte de la Gobernación:

«Respecto a lo que se viene en adelante, solo se prevé chubascos aislados el día de hoy y desde el jueves se pronostican cielos despejados, no hay pronostico de lluvias«, precisó Claure.

Mientras que Rivero manifestó que en los principales ríos cruceños no se registraron crecidas extraordinarias, esto debido a que la lluvia se concentró principalmente en la capital cruceña y la lluvia en cuenca alta del Piraí fue mínima.

Esto no influyó en los niveles de los ríos, por lo que todo está en normalidad, salvo «pequeñas crecidas» en Paila y otra de mayor intensidad en el río Parapetí; no obstante, todo está bajo control y en niveles normales.