Mamani sobre ambulancias fantasmas: Las instituciones determinarán mi grado de responsabilidad

El gobernador de Potosí reiteró sus disculpas a los trabajadores de la prensa y dijo que será «la última vez».

 



El gobernador de Potosí, Jhonny Mamani, sostuvo este jueves que está colaborando con la justicia tanto en el caso de las ambulancias como en otras investigaciones y que serán las autoridades quienes determinen su nivel de responsabilidad en las mismas.

«Nosotros nos hemos sometido y hemos pedido a las autoridades nacionales que hagan una revisión de todos los contratos desde el momento en que asumimos el cargo. No solamente el caso de las ambulancias, sino todos los casos», dijo en rueda de prensa.

«Nuestra intención es colaborar con la justicia para que se puedan transparentar estos hechos en el menor tiempo posible. (…) Son las instituciones nacionales quienes en su momento determinarán el grado de responsabilidad de todos los funcionarios que participaron en este proceso, incluído yo».

También puede leer: El caso de 41 ambulancias aviva división en el MAS

La autoridad aprovechó para reiterar sus disculpas a los trabajadores de la prensa, por decir la semana pasada que le importa un «carajo» lo que digan los medios, pero a la vez alertó de un supuesto «cartel de la mentira» conformado por autoridades departamentales y nacionales, sin entrar en mayores detalles.

«Los momentos por los que atraviesa la institución como gobierno departamental no son de las más buenas desde que iniciamos la gestión, sin embargo, eso no justifica mi actuación. (…) Por eso es que humildemente, amigos de la prensa, vengo a ofrecerles disculpas por las palabras vertidas», expresó Mamani.

«Son hechos muy aislados a mi personalidad y al trabajo que vengo realizando día a día. (…) Estas disculpas van acompañadas del compromiso de que va a ser la última vez. Ha sido un acto involuntario», agregó.

La Gobernación de Potosí es investigada por la presunta compra irregular de 41 ambulancias. El contrato de la adquisiciónse suscribió el 26 de noviembre por un monto de 20,5 millones de bolivianos. Los motorizados no arribaron al país y el 19 de enero el gobernador canceló el proceso de contratación.

Fuente: paginasiete.bo