Senador del MAS es imputado por la violación a una joven militante

La denuncia dice que el legislador Hilarión P. M. prometió a la víctima un cargo en el Segip y luego en YPFB, a cambio de tener relaciones sexuales.

 

Carlos Quisbert / La Paz



El senador suplente por el MAS Hilarión P. M. fue notificado por edicto con la imputación en su contra por el delito de violación presuntamente cometido contra una joven de 26 años a la que, según el documento, luego de que hizo campaña electoral en favor de ese partido, le prometió un cargo en una entidad del Estado. Para firmar el contrato le pedía tener relaciones sexuales.

“Este caso se ha desarrollado en reserva por pedido de la víctima, pero ya existe una orden de aprehensión contra el señor (Hilarión P. M.), que no fue tramitada por la vacación judicial. El delito se consumó en la ciudad de La Paz (el 22 de febrero de 2021), pero la ley 348 (de Lucha Contra la Violencia hacia la Mujer) prevé que la víctima pueda elegir el lugar donde se seguirá el proceso, para que no la revictimice”, informó a Página Siete Digital el abogado de la joven, Federico Cuellar.

El jurista explicó que, de ser aprehendido, el senador del MAS debe ser puesto ante los fiscales y juez de Santa Cruz para que asuma defensa. El edicto del caso FUD: 701102012101963 se publicó en el portal del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el 13 de octubre de 2021.

De acuerdo con el testimonio de la joven, la pareja de su madre, un dirigente del MAS en Santa Cruz, la contactó con el senador suplente por La Paz, Hilarión P. M., quien como retribución por la campaña electoral que la familia había realizado en ese departamento, le daría un puesto de trabajo en el Servicio General de Identificación Personal (Segip). Pero el contrato se firmaría en La Paz, para lo que insistió en que ella se presente en la sede de gobierno.

La joven llegó con su madre a La Paz el 22 de febrero, pero el legislador les manifestó que estaba muy ocupado y convenció a la madre para que la deje a su cuidado y que él cumpliría con su promesa, ya que la directora del Segip “le debía favores”.

Una vez solos, el hombre la llevó a un alojamiento y allí cambió de versión, le dijo que, luego de hablar con el Ministro de Hidrocarburos, ella podría ingresar como “jefa” a YPFB y ganar un sueldo de 22.000 bolivianos, pero para que la acepten debía demostrar que era su mujer y tenían un hijo, para lo cual debían tener relaciones sexuales.

En su testimonio, la víctima aseguró que se negó al ofrecimiento, pero el senador la violó. Ante la agresión y otras promesas que le hacía Hilarión P. M. para que no lo denuncie, la joven regresó a su casa en Santa Cruz.

Allí se realizó exámenes médicos para verificar que no fue contagiada con una enfermedad venérea, pero demoró hasta el 12 de marzo en confesar a su madre lo que había pasado y presentar la denuncia.

El edicto señala que se tiene como indicios la presentación de exámenes de ADN realizados a la ropa interior y el cuerpo de la víctima. El documento señala que Hilarión P. M. eludió ser notificado con las citaciones.

Para conocer su versión, este medio llamó ayer en varias oportunidades al número de celular del senador —registrado en la Asamblea Legislativa—, pero este no atendió los llamados.