Antes que le arrancará parte de la oreja, la víctima lo denunció dos veces

Rechazaron las demandas con resolución fiscal.

Fuente: Red Uno



El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) de Cochabamba, Jaime Alfredo Saravia, informó que Adela S. denunció dos veces durante el 2020 a su concubino Edwin Hinojosa, que el pasado 6 de marzo le arrancó parte de la oreja, pero le rechazaron las demandas con resolución fiscal.

Por este último episodio violento contra Adela, el acusado fue aprehendido la madrugada de este miércoles 16 de marzo, cuando pretendía abordar un vehículo rumbo al Trópico, desde la Parada Chapare, tenía como destino Santa Cruz.

La agresión se registró durante la fiesta de Carnaval, Edwin agredió a su pareja porque se negó a ingerir alcohol, debido a su estado de gestación. Molesto por esta situación le mordió la oreja izquierda hasta ocasionarle un “desprendimiento del pabellón auricular”, ahora necesita dos cirugías de reconstrucción.

El Departamento de Inteligencia Criminal (DIC), dio con el paradero del sindicado, que pretendía salir del departamento. La orden de aprehensión se ejecutó por el delito de violencia familiar o doméstica de tipo física y psicológica.

Adela dejó la casa de sus suegros en Tarata porque ellos le dijeron que lo mejor era irse, temían que su hijo, al retornar podría ser capaz de matarla. Con su hijo de un año en brazos llegó hasta la casa del Colectivo “Mujeres de Fuego”.

El médico forense le dio 25 días de impedimento. La audiencia de medidas cautelares del acusado debía realizarse esta jornada.

«Estábamos los dos mareados. Ella también me gritó. He saltado para defender a mi mamá, me estaba diciendo cosas de ella«, relató. «Tenía rabia. Dentro de mi algo se calentaba. Esa noche hasta yo me quería matar. Me duele mucho. Ya no sé qué hacer tengo mis hijos. Ahora está embarazada también. Me arrepentí bastante. Que me perdone, les quiero mucho a mis hijos«, dijo a la prensa Edwin.