Bolivia llega a la CIJ y en Potosí advierten con no acatar el fallo

 

La etapa de alegatos orales se desarrollará desde mañana hasta el 14 de abril, en la sede de la Corte de La Haya. Chile, que interpuso la demanda, abre esta fase procesal.

Juan Pérez Munguía / La Paz



La delegación del Gobierno está en La Haya (Países Bajos), donde se ubica la sede de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), para presenciar los alegatos orales en el caso Silala. Esa etapa se inicia mañana.  Entre tanto, en Potosí alistan una marcha para ese mismo día y anuncian que no acatarán el fallo en caso de que sea favorable a Chile.

El canciller Rogelio Mayta lidera la delegación de Bolivia. Foto: Carlos Sánchez / Página Siete

 

 

“La delegación boliviana que estará en las audiencias para los alegatos orales del Silala ante la Corte Internacional Justicia (CIJ) de La Haya, está iniciando su trabajo preparatorio. Ésta cuenta con la presencia del canciller boliviano, Rogelio Mayta; el agente ante la CIJ, Roberto Calzadilla; el secretario general de la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima (Diremar), Emerson Calderón”, se lee en una nota de la Cancillería.

Se detalla que a la delegación se incorporará el presidente de Diputados, Freddy Mamani; la titular de la Comisión de Política  Internacional del Senado, Trinidad Rocha; y el vicecanciller Freddy Mamani Machaca.

En 9 de marzo, la CIJ publicó el cronograma de las audiencias públicas del caso Estatuto y Aprovechamiento de las Aguas del Silala, las cuales se desarrollarán desde mañana hasta el 14 de abril. Además, la Corte indicó que debido a la pandemia las sesiones se realizarán en un “formato híbrido” (virtual y presencial), y que a la sala ingresará la parte técnica y jurídica de ambos Estados.

La presidenta del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Roxana Graz, adelantó que mañana realizarán una marcha en la ciudad de Potosí para expresar su rechazo con respecto a la manera como fue encaminada la demanda por parte del Gobierno central.

“Vamos marchar el día que empezarán los alegatos en La Haya. Bolivia no debía haber aceptado esta demanda porque no es un tema de Estado a Estado. Potosí debía haber demandado a la empresa anglosajona que se ha beneficiado con las aguas de los manantiales. Por eso, en caso de que el fallo sea a  favor de Chile, no lo  vamos a acatar”, señaló.

Graz indicó que en la gestión pasada pidieron una reunión con el presidente Luis Arce, para conocer información de este proceso. Detalló que fueron atendidos por Cancillería, despacho en el que les indicaron que el caso está en reserva.

En 2009, en el marco de la agenda de 13 puntos, los gobiernos de Chile y Bolivia llegaron a un preacuerdo para que el primero  pague el 50% de uso de las aguas de los bofedales del Silala. Esto fue rechazado por los entonces cívicos potosinos, al ser considerado contrario a los intereses de su región.

MAS optimista

El diputado Ramiro Venegas, del Movimiento Al Socialismo (MAS),  expresó que hay “optimismo en la fundamentación boliviana, porque está bien concisa”. Agregó que las aguas del Silala no son internacionales, sino que nacen de vertientes, por lo cual el fallo debe salir favorable a Bolivia.

“Esperemos que La Haya sea objetiva y no sea favorable a Chile. Nuestros argumentos son concisos, el Silala no es un río; más bien los chilenos han usufructuado nuestras aguas y ni siquiera han pagado por el uso del agua. En ese sentido le pedimos a La Haya que cumpla lo que es justo”, enfatizó.

El jefe de bancada en Senado del MAS, Leonardo Loza, expresó que hay que estar seguros de que los argumentos bolivianos fueron bien plantados, y  prevé que nos irá bien en el proceso.

“Hay que creer que la demanda que está, es lo mejor y estoy seguro que los que nos van a representar lo van a hacer de la mejor manera. De una vez por todas tenemos que terminar con esa mentalidad de que vamos a fracasar o vamos perder”, dijo.