Dos hechos muestran la distancia que separa a Lucho y David de Evo y sus allegados

El acercamiento del Gobierno con Santa Cruz y El Alto han hecho más notorias las diferencias.
Luis Marcelo Tedesqui Vargas

Dos hechos ocurridos en las últimas semanas hicieron más evidente la fractura que existe entre los mandatarios Luis Arce y David Choquehuanca con el líder del MAS, Evo Morales y sus allegados. La pugna se ha desatado por la expulsión del diputado Rolando Cuéllar y la dirigente Angélica Ponce, y por el acercamiento del Gobierno con  El Alto y el pedido de Eva Copa de que Evo Morales se retire.

Hace dos semanas, la directiva del MAS, que está controlada por Evo Morales, echó del instrumento político al diputado Rolando Cuéllar y a la dirigente de las bartolinas Angélica Ponce, porque ambos criticaron el liderazgo del líder cocalero y pidieron que se renueve a la dirección nacional del partido, que ya tiene varios años inamovible.

Esta semana, tras los actos del Día del Mar, el presidente Arce convocó a una reunión a la bancada cruceña y desafió a su partido porque admitió la presencia en su despacho del diputado Cuéllar. Pese a que asambleístas del MAS dijeron que el diputado se aprovechó de la oportunidad para hacerse una foto con el presidente, el analista Paúl Antonio Coca manifestó que esa es una señal muy fuerte de lo que ocurre en el masismo.

Otros analistas, como Marcelo Silva, hablan de una guerra fría entre los mandatarios y Morales que tiene como fondo quién será el candidato a la presidencia en 2025. El exministro de Gobierno, Carlos Romero, apostó un millón de dólares a que no habrá división en el MAS, porque el único candidato es el líder del partido, Evo Morales, “los demás que se sigan sacando fotos”, dijo.

La noche del viernes, en un abierto desafío a las decisiones de la cúpula del MAS, el denominado Bloque Oriente de ese partido analizó lo que sucede internamente con la dirigente Angélica Ponce y con el diputado Rolando Cuéllar, y ambos recibieron el respaldo de todas las organizaciones asistentes al encuentro, que fue encabezado por David Choquehuanca. Asimismo, resolvieron defender al jefe departamental del MAS, Marco Fernández y no aceptar su cambio.

Estamos más fortalecidos que nunca, la línea que ha dado el Presidente (Luis Arce) y el Vicepresidente (David Choquehuanca) es cuidar a los líderes que están surgiendo, por eso es importante escuchar a las bases. La mayoría de los municipios han pedido un nuevo congreso del MAS, pero también han decidido desconocer la convocatoria de la dirección nacional para Santa Cruz”, manifestó Angélica Ponce al final del encuentro con el Vicepresidente en ambientes de la terminal Bimodal de Santa Cruz.

El otro hecho se desató tras una reunión que sostuvieron, también esta semana en la Vicepresidencia, David Choquehuanca con la alcaldesa de El Alto, Eva Copa y la dirigencia de esa ciudad para ver proyectos de desarrollo.

Pero, Copa hizo fuertes declaraciones al salir de la reunión. “Con el respeto que se merece, Evo Morales ha sido un expresidente, ha sido un líder indígena, nosotros lo hemos respaldado, pero creo que su ciclo ha concluido, creo que ya tiene que dar paso a nuevas generaciones y tiene que dejar que el presidente Luis Arce haga su gestión”, expresó de forma clara y contundente Eva Copa, al referirse a la actual situación que vive el MAS y el Gobierno.

La primera autoridad edil alteña había acudido, con los presidentes de las juntas vecinales de esa ciudad, a una reunión con Choquehuanca para tratar proyectos que ayuden a su gestión y abordó el delicado tema del masismo y sus fricciones.

“Ya no soy miembro del MAS, pero les puedo decir que hay muchas corrientes ideológicas y políticas en su base de organizaciones sociales, entonces, no todos comulgan igual y esperamos que puedan limar sus asperezas, porque no le están haciendo bien a su partido, lo están matando con sus intereses”, opinó Copa, quien fue presidenta del Senado cuando Evo Morales salió del país en 2019.

De acuerdo con sus declaraciones, construir el Movimiento al Socialismo llevó mucho tiempo y sacrificio a muchas personas, mismas que pelearon para que haya nuevas elecciones y nuevo gobierno. Dijo que una vez logrado este objetivo apareció la corriente revanchista de este partido.

Nosotros apoyamos al gobierno de Luis Arce, no al partido, porque el partido está destruyendo algo que se ha construido con mucho tiempo, con mucho trabajo (…) Lamentablemente las actitudes que están tomando, con el revanchismo que tienen, expulsando a diestra y siniestra y queriendo intimidar, no son (el camino) correcto”, dijo en clara alusión a las expulsiones del diputado Rolando Cuéllar y la dirigente Angélica Ponce.

El senador Leonardo Loza, en conferencia de prensa, salió a defender a Evo Morales de las críticas que recibió de parte de la alcaldesa Eva Copa y de otros exintegrantes del MAS.

Ellos se retiraron del MAS. Son traidores del pueblo. Abandonaron al MAS. Tienen otro partido político y no tienen nada que hacer con el Movimiento al Socialismo. No metan su pico donde no tienen que meterlo. Trabajen donde son autoridades”, dijo Loza.

“Yo lamento las declaraciones de nuestra hermana alcaldesa de la ciudad de El Alto. Ella ya no es del MAS, se retiró del MAS, abandonó, ahora no tiene ninguna moral ni principio para hablarnos del MAS. Dedíquese a trabajar por El Alto”, dijo Loza, dirigiendo los dardos a Copa.

Loza saludó que Eva Copa se reúna con el vicepresidente por tema de gestión. «Ojalá que, con ese tipo de trabajo se pueda salvar de esa calificación de ser ‘quella (floja) alcaldesa’, pero lamento las declaraciones políticas que ha hecho como si fuera militante del MAS”, agregó. El senador aseguró que Evo Morales “va a seguir siendo nuestro líder”, según reportó Erbol.