El actor sordo Troy Kotsur gana el Oscar al mejor actor de reparto: «Es nuestro momento»

El estadounidense conmueve con su interpretación del padre sordomudo de una joven cantante en ‘CODA’, de Siân Heder,

Troy Kotsur en un fotograma de 'CODA'

 

Troy Kotsur ha hecho historia esta noche al convertirse en el primer intérprete sordo en ganar un Oscar en la categoría de mejor actor de reparto por su papel de Frank Rosi en CODA, de  Siân Heder. Su mujer en la película, la actriz sorda Marlee Matlin, ya logró la estatuilla como mejor intérprete femenina por Hijos de un Dios menor en 1987. Su personaje de Frank, al que Kotsur dota de un gran sentido del humor, es un pescador que depende para casi todo de su hija adolescente Rudy (Emilia Jones) la única oyente de la familia y cuya aspiración es dedicarse a la música.

Kotsur es sordo de nacimiento, pero eso no le impidió realizar estudios de actuación en la Universidad Gallaudet, donde se graduó en arte dramático y después emprender una intensa carrera como actor de teatro, aunque también ha trabajado en cine y televisión durante los últimos veinte años. «Papá tú eres mi héroe» ha dicho sobre su progenitor, y ha dedicado el Oscar a la comunidad sorda. Es nuestro momento·

Pese a que el joven Kodi Smit-McPhee, de El poder del perro, se hizo con el Globo de Oro en esta categoría, Kotsur ya despuntó como favorito desde que el elenco de esta emotiva película indie lograra el premio del Sindicato de Actores (SAG). Luego se sumó el Independent Spirit, los Critics Choice, los Gotham y el Bafta. Los otros candidatos eran J.K Simmons, Jesse Plemmons y Ciarán Hinds. El actor, al que le gustaría trabajar con Spielberg y en una película de James Bond, ha participado en varios episodios de CSI: Nueva York, Mentes criminales y en The Mandalorian.

Fotograma de 'CODA: Los sonidos del silencio'

Fotograma de ‘CODA: Los sonidos del silencio’

«Siento que tenía mucho polvo cubriendo mi espalda, y con la nominación (al Oscar), comenzó a evaporarse. He pasado por mucho: problemas económicos y opresión, gente que no está lista para trabajar con un actor sordo», aseguró en una entrevista a The New York Times. «Espero que Hollywood haya aprendido a tener paciencia, porque he sido paciente tratando de trabajar con personas oyentes a lo largo de los años (…) Es muy importante no pensar en los actores sordos desde una perspectiva de limitaciones, porque como sordo puedo conducir, puedo cocinar, puedo tener sexo, puedo hacer todo. Lo único donde hay una barrera es en la comunicación, y eso es todo».