La UE aprueba nuevas sanciones contra Rusia en coordinación con el G7

La cumbre extraordinaria de mandatarios europeos para tratar la guerra en Ucrania se propone además reducir el consumo de gas ruso, pero sin prohibirlo. Y pide que no se limiten las exportaciones alimentarias.

Frankreich | EU Gipfel in Versailles | Ursula von der Leyen  

«Vamos a aplicar un cuarto paquete de sanciones que permitirá aislar todavía más a Rusia de la economía mundial», dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, al término este viernes (11.03.2022) de la reunión de líderes europeos de Versalles (Francia), en la que participaron el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y el presidente francés, Emmanuel Macron. Von der Leyen dijo que las sanciones se detallarán en las próximas horas en coordinación con el G7.



Macron, por su parte, adelantó que habrá «sanciones masivas» contra Moscú si la invasión rusa en Ucrania no cesa. «Si las cosas continúan en el plano militar (…), adoptaremos nuevas sanciones, incluso sanciones masivas», declaró en rueda de prensa Macron, quien subrayó que la UE apoyará Ucrania «hasta el final». Y advirtió de que la invasión rusa «desestabilizará» profundamente el suministro de alimentos en Europa y África en los próximos 12 a 18 meses.

«Debemos prepararnos y reevaluar nuestras estrategias de producción para defender nuestra soberanía alimentaria» en Europa, dijo en rueda de prensa Macron, quien abogó también por impulsar una estrategia para África, ante el riesgo de «hambruna» en algunos países.

Crisis energética

Von der Leyen, dijo que considera «factible» que la UE prescinda para final de año de dos tercios de las importaciones de gas natural ruso. «Es algo factible. No es una prohibición, sino una reducción», puntualizó von der Leyen, dando a entender que no hay intención de cerrar los grifos inmediatamente como sanción a Moscú.

Scholz, recibido ayer por Macron en en Versalles. Scholz, recibido ayer por Macron en en Versalles.

El canciller alemán, Olaf Scholz, por su parte, insistió en su rechazo a una prohibición de las importaciones de gas ruso, aunque negó que Alemania esté actuando de freno en esa propuesta, que defiende Estados Unidos, y aseguró que es la posición común europea. «Es una decisión consciente, fundamentada y comprensible. No podemos interrumpir por nuestra parte esas importaciones», aseguró.

Hay consenso a escala de la UE en que «debemos ser, paso a paso, menos dependientes del gas, el petróleo y el carbón ruso», prosiguió, para añadir que, hoy por hoy, «estamos en una posición distinta a la de Estados Unidos», dijo Scholz, en alusión a su menor dependencia de esos suministros. El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, anunció que la próxima semana iniciará una gira por varios países europeos para intentar lograr apoyos a su propuesta de reforma del mercado de la energía que permita reducir el precio de la electricidad.

Ayuda militar a Ucrania

Scholz dijo que había habido consenso en torno a la propuesta del alto representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, para duplicar la ayuda militar del bloque a Ucrania. Preguntado sobre la cifra de 500 millones adicionales que se baraja, comentó: «esa suma es la que está sobre la mesa».

Scholz evitó comentar el intento de mediación que, según trascendió ayer, está llevando a cabo el excanciller Gerhard Schröder ante el presidente ruso, Vladímir Putin, al parecer por cuenta propia y sin haber avisado previamente ni a su Partido Socialdemócrata (SPD) ni al Gobierno. «Tomaremos nota de los resultados, cuando se produzcan», se limitó a responder.

lgc (afp/efe/rtr)

Fuente: dw.com