Las dos apps que llegarán a Windows 11 de forma predeterminada

La nueva versión Insider de Windows 11, lanzada estos días, nos está permitiendo conocer hacia donde se dirige el sistema operativo de escritorio de Microsoft. Al nuevo sistema de búsquedas o incluso la llegada de las pestañas al explorador de archivos, se le suma también dos aplicaciones que llegarán como predeterminadas en un futuro.

Se trata de la aplicación de edición de vídeos Clipchamp, y de de la aplicación de control parental y familiar Microsoft Family. El primero estará presente en las ediciones Home y Pro, mientras que el segundo tan sólo estará presente en la edición Home, aunque aquellos que se encuentren en la edición Pro también podrá hacer uso de la misma previa descarga voluntaria.



Windows contará de nuevo con una app de edición de vídeos

Clipchamp es, como comentamos en su momento, una herramienta de edición de vídeos desde la web, enfocada a los no profesionales, que Microsoft adquirió durante el pasado mes de septiembre.

Microsoft tratará de ofrecerlo como reemplazo al mítico Microsoft Movie Maker, que desde el año 2017 dejó de estar disponible para los usuarios de Windows. Pero su llegada como aplicación predeterminada hará que los más exigentes tengan que rascarse el bolsillo.

Y es que quieren quieran usar la versión básica, tendrán limitados los proyectos a una resolución de 480p y con marcas de agua integradas en los mismos. Quienes opten por la suscripción Creator, por 9 dólares al mes, no sólo dejarán de tener marcas de agua sino que sus proyectos admitirán exportaciones a 720p, mientras que quienes opten por el plan empresarial, de 19 dólares al mes, sus proyectos admitirán exportaciones a 1080p.

Los suscriptores a algunas de las opciones de pago también se beneficiarán de la integración con los servicios de almacenamiento en la nube de Microsoft. En cualquier caso, los usuarios deberán contar con una cuenta de Microsoft.

Por su parte, Microsoft Family dispondrá de controles parentales y de funciones de administración familiar, de modo que ante un dispositivo compartido, a los usuarios menores de edad se les podrá crear cuentas de usuarios con una serie de limitaciones, de modo que se les podrá impedir acceder a determinadas webs y aplicaciones, o incluso pasarse de un tiempo determinado, además de hacer un seguimiento de las actividades que realicen a lo largo de sus sesiones, por ejemplo.

Ante la llegada de estas dos aplicaciones de forma predeterminada, habrá quienes se planteen que lo más idóneo es que deberían ser opcionales, ya que ocupan espacio de almacenamiento, y quizás no puedan ser tan necesarias para quienes quieran usar sus equipos para otros tipos de tareas que puedan quedar lejos de la edición, e incluso no vayan a compartir sus equipos con otros miembros.

Lo cierto es que Windows es competencia de macOS, y desde Microsoft no quieren quedarse atrás en ningún aspecto, motivo por el cual Windows 11 también cuenta con una interfaz de usuario más simple y moderna, un aspecto que muchas veces se le ha llegado a echar en cara frente a macOS.

Vía: Microsoft

Fuente: Link