Maestros cuestionan la falta de refacción en unidades educativas de la capital cruceña

Este lunes los escolares retornaron a las aulas. Maestros señalan que se incumplieron varias promesas por parte de la alcaldía de la capital cruceña.



Las clases presenciales retornaron tras varios meses de ausencia por parte de los escolares debido a la pandemia del coronavirus pero en varios se evidenció la falta de refacción y medidas de bioseguridad, que según el Magisterio Urbano, debía ser otorgado por parte de la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra.

Lorenzo Chávez, ejecutivo del Magisterio, indicó que en varias unidades se detectaron falencias en este primer día de clases con la presencia de los menores.

“Estamos volviendo de bastante tiempo, aulas pequeñas que tiene ventanas pequeñas. Hay varios colegios que tienen problemas, por la lluvia, por el tiempo. Los subalcaldes y la alcaldía deben trabajar porque es responsabilidad plena. Estaba consensuado pero no se está cumpliendo lo que se había prometido”, señaló Chávez.

El ejecutivo señaló que “el alcalde prometió en estas dos semanas de marzo cumplir con la desinfección, reparación de infraestructura y dotación de bioseguridad adecuada”, agregó.

Por su parte, desde la Alcaldía cruceña, el director municipal de Educación, Raúl Ascarrunz, explicó que se tenían los recursos preestablecidos por la anterior gestión y que en pandemia se priorizó la salud.

“Tenemos un recurso preestablecido por la anterior gestión y todos los recursos por tema de pandemia, la prioridad era salud. En septiembre se genera el nuevo POA y 34 millones de bolivianos fueron aprobados”.

 Según Ascarrunz, se “priorizó refacciones necesarias como grifería, baterías de baño, cielo falso y refacción de goteras. Esto llegó a un 80 por ciento de las unidades educativas”, explicó.

Tras ser consultado por el tiempo que se pueda emplear para acabar los trabajos aseveró que “hay tiempos para que se hagan de manera correcta. Puedo decir que estamos gestando condiciones”, culminó diciendo.

Algunas denuncias que se hizo conocer en esta jornada es que las aulas estaban sucias, sin refacciones y problemas en baños; es más, algunos estudiantes pasaron clases en el patio.