Número real de muertes por Covid: mucho más alto que los registros oficiales

 

Los modelos sugieren que para fines de 2021, unos 18 millones de personas habían muerto a causa de la pandemia.



La cantidad de personas que han muerto a causa de la pandemia de Covid-19 podría ser aproximadamente tres veces mayor de lo que sugieren las cifras oficiales, según un nuevo análisis[COVID-19 Excess Mortality Collaborators. Lancet https://doi.org/10.1016/S0140-6736(21)02796-3 (2022)]

El estudio, publicado el 10 de marzo en The Lancet, dice que el número real de vidas perdidas por la pandemia al 31 de diciembre de 2021 estaba cerca de los 18 millones. Eso supera con creces los 5,9 millones de muertes que, según el estudio, se informaron a varias fuentes oficiales durante el mismo período. La diferencia se debe a subestimaciones significativas en las estadísticas oficiales, debido a informes retrasados ​​e incompletos y a la falta de datos en docenas de países.

La pérdida de vidas es mucho mayor que la simplemente evaluada por las muertes por Covid-19 informadas en la mayoría de los países, concluyen los autores del estudio. Comprender el verdadero número de muertos por la pandemia es vital para una toma de decisiones de salud pública efectiva.

Estadísticas sombrías

Para estimar las muertes por COVID-19, el estudio indicado arriba utiliza una medida llamada exceso de mortalidad, que es una herramienta conveniente para superar la variación en la forma en que los países identifican y registran las muertes por el virus. Los investigadores estiman el exceso de muertes, comparando el total de muertes reportadas en una región o país, por todas las causas, con la cantidad de muertes que se esperaría dadas las tendencias en los últimos años.

El exceso de muertes es un buen indicador de las muertes por COVID-19, dicen los autores del trabajo, citando estudios de Suecia y los Países Bajos que sugieren que la COVID-19 fue la causa directa de la mayoría de las muertes en exceso durante la pandemia. El equipo del IHME(autores del trabajo citado arriba) recopiló datos sobre muertes por todas las causas en 74 países y territorios. Para los países que no producen tales datos, los autores utilizaron un modelo estadístico para producir estimaciones de mortalidad. El análisis del equipo indica que aunque las muertes reportadas por COVID-19 totalizaron 5,9 millones entre el 1 de enero de 2020 y el 31 de diciembre de 2021, el exceso global de muertes debido a la pandemia durante ese período podría haber totalizado 18,2 millones.

Las tasas de exceso de mortalidad más altas se estimaron en América Latina Andina (512 muertes en exceso por 100 000 habitantes), Europa oriental (345 por 100 000), Europa central (316 por 100 000), África subsahariana meridional (309 por 100 000) y América Latina central (274 por 100.000). Wang y colaboradores dice que los resultados de su estudio son útiles porque permiten a los investigadores comparar países y regiones que respondieron a la propagación del SARS-CoV-2 de diferentes maneras.

Los resultados del IHME son la primera estimación del exceso global de muertes que aparece en una revista revisada por pares.

La estimación central del IHME es similar a la de la revista The Economist de Londres, que llegó a un exceso de 18 millones de muertes para fines de 2021. Pero las barras de error en el análisis del IHME son notablemente más estrechas: The Economist tiene un intervalo de incertidumbre del 95 % de 12,6 millones a 21,0 millones; el IHME es de solo 17,1 millones a 19,6 millones.

 

Ronald Palacios Castrillo, M.D.,Ph.D.