Presidente Arce desafía la decisión de expulsión del MAS y recibe a Cuéllar en su despacho

El diputado expulsado del MAS por exigir renovación interna calificó de «muy buena» la reunión con el jefe de Estado. Trabajará en la agenda de Santa Cruz. La bancada oficialista anuncia que censurará al ministro Del Castillo

 

 



 

Fuente: El Deber
 

El presidente Luis Arce Catacora desafió de frente al MAS. Recibió en su despacho al diputado Rolando Cuéllar como parte de la bancada cruceña con la que se reunió ayer, pese a que la dirección nacional del partido lo expulsó la semana pasada por exigir la renovación de la directiva y ser crítico con el liderazgo de Evo Morales.

Cuéllar es allegado al vicepresidente David Choquehuanca. Ayer, hizo saber que se reunió con el presidente Luis Arce y que, en dicho encuentro se decidió dar vuelta a la página de los conflictos internos.

El diputado expulsado del MAS calificó de “muy exitosa” la reunión con el presidente. Además, agradeció por la confianza recibida porque ahora se trabajará en todos los proyectos de reactivación de la economía. “Vamos a gestionar e inaugurar obras que se están agendando en el departamento de Santa Cruz”, dijo.

Cuéllar complementó que “el presidente, gracias a Dios, nos ha dado el respaldo, el apoyo para seguir trabajando”, enfatizó y aclaró que no está dejando de lado su pedido de renovación, pero ahora irá “casado” con la gestión del presidente Arce y el vicepresidente Choquehuanca. Insistió en que trabajará “de la mano” con ambas autoridades.

Por su lado, el jefe de la bancada del MAS en Santa Cruz en Diputados, Patricio Mendoza, explicó que tras los actos por el 23 de marzo, se reunieron con el mandatario. “Hablamos de proyectos como Mutún, el Viru Viru Hub, entre otros”, aseguró.

Sobre la presencia de Cuéllar en el encuentro, señaló que “el presidente simplemente dijo que todos debemos estar unidos. Y esto es lógico, porque somos un partido político”. Empero, estableció que el tema orgánico y político corresponde a la dirección del partido. “Somos solidarios con Cuéllar, lo apoyamos moralmente, como colegas parlamentarios, pero no podemos ir en contra de las decisiones del partido.

Cada diputado es responsable de los actos que realiza. No conocemos a fondo el por qué de la expulsión. Sabemos que pidió congreso de renovación, que cambien al presidente Evo. Cómo vamos a hablar en contra de nuestro líder, eso va en contraflecha. Pero eso no lo evaluamos nosotros, sino el partido”.

Evo Morales no se pronunció. El vicepresidente del MAS, Gerardo García, tenía ayer su celular apagado y el presidente del tribunal de ética del MAS, Feliciano Vegamonte, no respondió.

Pero las pugnas internas del MAS son cada vez más evidentes. Al menos cuatro de los parlamentarios que definieron la interpelación del ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, dijeron a este medio, con reserva de fuente, que la tendencia es que lo censuren en la Asamblea.

El senador Félix Ajpi advirtió que el ministro deberá defenderse en la interpelación, que no tiene fecha ni hora definidas, pero que pese a que se disculpó, no dio nombres ni apellidos de dirigentes ni diputados que supuestamente ganan mucho dinero con la coca. “Hago recuerdo que los asambleístas venimos de los sectores sociales, por eso es que esto molesta por doble partida”, sentenció el senador.

Otras fuentes señalaron que el pecado del ministro fue que se animó a denunciar el negocio de los permisos para la comercialización de la hoja de Coca, que cuestan entre $us 10.000 y $us 15.000. Según los datos, la mayor parte de esa coca es desviada para el narcotráfico.

El diputado oficialista Héctor Arce señaló que de 80 asambleístas que lo escucharon, 67 apoyaron la interpelación. Tanto él como el senador de Chapare, Leonardo Loza, coincidieron en que aunque la bancada tomó esa decisión, todavía se puede discutir con el presidente.

Podemos equivocarnos, somos humanos, pero eso puede traer consecuencias”, manifestó este último.

Otro ministro que está en la mira es el de Justicia. Fuentes del Gobierno señalaron que el último fin de semana Iván Lima fue “duramente cuestionado” en una reunión que se realizó en Cochabamba, y en la que estuvieron Arce, Morales y Choquehuanca.

Se mencionó que Lima presentó una carta de renuncia, que supuestamente se encuentra en el escritorio del presidente Arce. Entre los aspirantes a ocupar el cargo figuran el viceministro César Siles, allegado a David Choquehuanca, pero que está vetado por Morales, quien lo acusó por haber sido parte del grupo que impidió su habilitación como candidato a Senador en 2020.

El ministro Lima respondió que no presentó ninguna renuncia a su cargo, y que mantiene una excelente relación con el viceministro Siles. “Fuimos compañeros en la universidad, lo conozco desde hace muchos años, y confío plenamente en su trabajo”, dijo Lima.