Acusación de Del Castillo sobre «diputados y coca» molestó solo a un bloque del MAS, según oficialista

El ministro de Gobierno debía ser interpelado el 20 de abril pero el acto legislativo se postergo para el 31 de mayo.

Reunión de la bancada del MAS. Foto: Cámara de Diputados.

 

Fuente: ANF



Los dichos del ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, sobre diputados y dirigentes que se enriquecen con la producción de coca molestó solo a un bloque de la bancada legislativa del Movimiento al Socialismo (MAS), según el diputado de este partido, Juan José Jáuregui, quien considera que luego que se identificó a un legislador de los Yungas con denuncia, el caso debería ser una “anécdota más en la vida política”.

“No ha sido general (la molestia), hubo un bloque también de colegas, en el cual me involucro, que no nos sentimos aludidos por las aseveraciones del ministro, porque yo vengo de Oruro, en Oruro no hay coca. Segundo, no tengo por qué sentirme aludido, siendo diputado no estoy cometiendo ningún ilícito parecido o ninguna conducta a la que esté pretendiendo describir con la alusión de delitos; por eso es que no es una posición del conjunto de los diputados”, dijo el legislador.

A continuación, reforzó su idea: “Hay sectores que se sintieron molestos por las alusiones, pero veo, después de la individualización que hizo el ministro con su denuncia, creo que todos los sectores deben considerar esto simplemente como una anécdota de la vida política de nuestro Estado y nada más”.

El 12 de marzo, Eduardo Del Castillo dijo en el municipio de La Asunta de los Yungas de La Paz que hay dirigentes y diputados que se enriquecen con la producción de la hoja de coca y que tenía identificados a los implicados. “Cuando la gente que está en su ‘guacho’ se está empobreciendo, hay gente que tiene tres, cuatro, cinco, hasta ocho hectáreas y son los primeros en sacar permiso para sacar la hoja de coca, y sabemos quiénes son esos dirigentes, esos diputados”, afirmó.

Luego, la bancada del MAS en la Asamblea Legislativa Plurinacional expresó su rechazo a esas declaraciones y también la Seis Federaciones de Productores de Coca del Trópico de Cochabamba. La autoridad nacional fue convocada a una audiencia con el bloque oficialista para explicar sus dichos, pero no logró satisfacer a los asambleístas del partido azul.

Las alusiones de Del Castillo motivó al MAS a programar una interpelación a la autoridad sobre la seguridad ciudadana en El Alto para el 20 de abril, pero el acto legislativo fue postergado para el 31 de mayo y esa reprogramación también generó molestia en la bancada del partido oficialista.

El 18 de marzo, el Ministerio de Gobierno denunció al diputado del MAS, Freddy Velásquez, por supuesto uso indebido de influencias, en el ilícito de desvío y transporte de coca bajo un modo de operación con su familia y amistades. El sindicado debía declarar en la Fiscalía de La Paz el 26 de abril, pero la actividad se postergó.

“Lo único que ha hecho el ministro es denunciar con relación a la presunta comisión de un ilícito por parte de un legislador del MAS, la denuncia está simplemente dentro las etapas de un proceso de investigación”, afirmó Jáuregui a la ANF y dijo que se debe cumplir los plazos procesales hasta que se llegue a sentencia.

Por su lado, el diputado del MAS, Daniel Rojas afirmó que la bancada de su partido debe conocer a detalle la denuncia para luego definir alguna acción con su colega Freddy Velásquez. “Evidentemente, si es que de alguna manera se ha cometido algún tipo de delito, entonces va a analizar la bancada nacional y va a ver qué posición se va a tomar respecto a eso”, enfatizó.