Aramayo antes de morir: Pensé que saldría rápido, yo era el denunciante y quien investigó el caso

“Me presenté al primer llamado del Ministerio Público, ilusionado a poder contribuir a esclarecer el caso Fondioc que había ocurrido en los años 2009 al 2013″, dijo Aramayo

aramayo

Sobre él pesaban 256 procesos que el Estado le abrió, a través del Ministerio Público, y que lo mantuvo encarcelado por siete años en 56 cárceles y carceletas del país.



La Paz, 19 de abril (ANF).-  Marco Antonio Aramayo Caballero, en uno de sus últimos contactos con la ANF, relató sus días desde que decidió denunciar la corrupción del 2009 al 2013 en el Fondo Indígena y sostuvo que al principio creyó en la justicia porque él era el denunciante.

“Pensé que saldría rápido porque yo soy un hombre inocente. Yo era el denunciante y quien investigó el caso”, dijo Aramayo en septiembre del año pasado a la ANF.

Esta mañana se confirmó la muerte del denunciante de la corrupción del Fondo Indígena en el hospital municipal de Cotahuma, luego de que su salud se vea seriamente deteriorada por un cuadro diabético avanzado.

Sobre él pesaban 256 procesos que el Estado le abrió, a través del Ministerio Público, y que lo mantuvo encarcelado por siete años en 56 cárceles y carceletas del país.

“Me presenté al primer llamado del Ministerio Público, ilusionado a poder contribuir a esclarecer el caso Fondioc que había ocurrido en los años 2009 al 2013. Antes de que yo sea director Fondioc, el año 2014, yo investigué durante 9 meses 153 proyectos pagados sin descargo entre los años 2009 al 2013. De los cuales, adjunto a esos 153 proyectos, habían 30 proyectos fantasmas que habían sido desembolsados pero que nunca nadie especificó quiénes eran los dueños”, explicó Aramayo.

El eventual exdirector del Fondo Indígena entregó el informe al contralor General del Estado Gabriel Herbas, pero para su primera audiencia del 26 de febrero de 2015 su suerte ya estaba decidida.

“Recuerdo que a las 14.00 del día 26 de febrero del 2015 me presenté a declarar ante el Ministerio Público, para entonces mis detractores del Gobierno ya tenían todo preparado en mi contra y ahí mismo caí en la trampa de todo el aparato manejado por la gente del gobierno del MAS”, lamentó.

Al siguiente día de su declaración, fue aprehendido y enviado a la cárcel con detención preventiva. Desde ese día no gozaría más de su libertad.

Aramayo asumió la dirección ejecutiva del Fondo Indígena en septiembre de 2013, ese mismo año advirtió a la entonces ministra de Desarrollo Rural y Tierras y presidenta del Directorio, Nemesia Achacollo, de las irregularidades en 1.228 proyectos de un total de 3.462 obras productivas.