Bolivia se abstiene de apoyar acción de la OEA contra Rusia

El Gobierno de Bolivia ya protagonizó otras seis abstenciones en sesiones convocadas por organismos internacionales para condenar la invasión de Rusia en Ucrania

  • Héctor Arce Zaconeta, embajador de Bolivia en la OEA. | Ahora El Pueblo

Fuente: Los Tiempos

 

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) determinó ayer suspender el estatus de observador permanente de la Federación de Rusia ante el organismo, hasta que cese sus hostilidades, retire todas sus fuerzas y equipos militares de Ucrania. La decisión fue cuestionada por el embajador boliviano, Héctor Arce.



La resolución fue aprobada con 25 votos a favor, cero en contra, una ausencia y ocho abstenciones, entre las que estaba Bolivia, además de Brasil y El Salvador, entre otros países.

La decisión de la OEA es por las violaciones a los derechos humanos, número de muertes, desplazamiento, destrucción de infraestructura y “terribles atrocidades” cometidas por fuerzas rusas en Ucrania.

Durante la sesión del Consejo Permanente, Arce fue el encargado de expresar la posición del Estado Plurinacional de Bolivia de abstenerse de la votación.

El Embajador dijo que la resolución es “sui generis”, “jurídicamente atípica y contraria a derecho”.

Otras seis abstenciones

El 25 de febrero, la OEA emitió una declaratoria que condenó la invasión rusa, pero Bolivia no firmó el documento.

El 2 de marzo, Bolivia se abstuvo de votar en la ONU por una resolución que exigía a los rusos que retiren sus fuerzas militares.

El 5 de marzo, el país también se abstuvo de votar en la ONU por otra resolución para investigar posibles violaciones de derechos humanos por parte de Rusia.

El 23 de marzo, el país se abstuvo de votar en la ONU a favor de un inmediato cese de hostilidades en Ucrania.

El 25 de marzo, el Consejo Permanente de la OEA aprobó una resolución con la cual exigió a los rusos retirar a sus tropas y regresar a un camino de diálogo, Bolivia se abstuvo de votar.

El 8 de abril, la Asamblea General de la ONU suspendió a Rusia del Consejo de Derechos Humanos por la invasión a Ucrania, en una sesión en la que Bolivia votó en contra de la sanción.