El Conade exige incluir mestizo en el censo; quieren ser observadores



Karem Mendoza

El Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), con más de 30 filiales en el país y en el exterior, considera necesario incluir la categoría mestizo en la boleta censal, incluso ven pertinente incorporar otras identidades culturales. La dirigencia plantea que este asunto sea tratado en una mesa técnica con el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El año 2002 casi el 64% de la población reconoció tener una identidad indígena, pero esta cifra bajó hasta el 31% en 2012. Por lo tanto, si la pregunta estaría orientada solo a saber la situación de los pueblos indígenas es muy probable que con la migración en las ciudades se autoidentifique un número menor”, explicó el activista Manuel Morales a EL DEBER.

El Gobierno cerró la posibilidad de incluir este criterio en el censo. El vocero presidencial, Jorge Richter, señaló que la última vez que se usó este término fue en la encuesta de 1900.
Ante este escenario, la presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (Apdhb), Amparo Carvajal, acotó que todos los pueblos “tenemos algo de historia de otros” y somos resultado de una mezcla de culturas. Resaltó que no existen los indígenas “puros”.

Al contrario, la APDH paralela y afín al MAS señaló que existen “divergencias sociales” al tocar el término mestizaje, ya que algunas personas se sienten excluidas y otras incluidas, por lo tanto calificó el tema como “poco trascendental”.

“El mestizaje, como la mayoría, dice que debe ser incluido no es tan trascendental, sino es más importante el para qué se realiza el censo y la funcionalidad del mismo, identificar qué necesidades tiene la población y determinar la población vulnerable, el aspecto económico y otros”, ratificó la miembro de la Comisión Jurídica de la APDH, Eliana Rojas.

En los últimos días, las autoridades gubernamentales no volvieron a tocar el tema. Sin embargo, el Conade insistirá en solicitar un informe técnico sobre las decisiones que está tomando el director del INE, Humberto Arandia, en las etapas del censo, la falta de información y el inexistente consenso con la sociedad civil.

“Queremos ser observadores del Censo 2022 porque sobre la categoría mestizo y de los temas que se están sacando de la boleta no se están difundiendo a escala nacional. Vamos a entrar como Conade y plataforma a ser veedores porque ya se ven irregularidades”, adelantó el activista de Otra Bolivia es Posible, Iván Melendes.

Otras determinaciones

En un encuentro el 23 de abril en Cochabamba, el Conade junto a las filiales de ocho departamentos y 22 del exterior del país, las resistencias ciudadanas, el Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq) y más de 10 organizaciones de la sociedad civil, determinaron exigir la transparencia en el proceso censal al INE, ya que la información es escasa y la poca que se conoce es a través de los medios.

Como primera medida, los activistas enviarán una carta al director del INE, Humberto Arandia, para solicitar un informe con los detalles de los avances del censo.

En el encuentro no solo se abordaron estos criterios sino también las observaciones a la actualización cartográfica del país. Sobre el tema, pedirán al alcalde de La Paz, Iván Arias, convocar a la Asamblea de la Paceñidad para iniciar movilizaciones contra el trabajo del INE.

En ese sentido, el Conade también enviará una nota formal al Banco Interamericano de Desarrollo, uno de los financiadores, para dar a conocer que se están cometiendo “estas arbitrariedades”.