El cuerpo de Marco Aramayo ya es velado en Santa Cruz y su familia dice que perdona a los responsables de su muerte

Los familiares del el exdirector del Fondo Indígena dijeron que por falta de recursos no pudieron asistir a La Paz y ver de mejor manera a su pariente
Marco Antonio Chuquimia, Ariel Melgar Cabrera

Tal como había anunciado la familia, el ataúd con los restos del exdirector del Fondo Indígena, Marco Antonio Aramayo, llegó al aeropuerto de Viru Viru, a las 21:30 y en un fugaz operativo el mismo fue trasladado hasta el salón velatorio de la funeraria La Cruceña. El hijo y el hermano del exejecutivo dijeron que la familia perdona a las personas que causaron el estado de Aramayo.

 

“Yo no mencionaría a ninguna persona en particular, ni a acusar a nadie, la historia va a juzgar; todo lo que hizo mi padre está debidamente respaldado, él cada vez que salía de prisión hacía una carta y eso se va a conocer en su momento”, dijo Marco Aramayo, el hijo mayor del fallecido ejecutivo.

Un plástico blanco envolvía el féretro del malogrado ejecutivo y encima estaba cubierto con una bandera boliviana. Los restos ya se encuentran en el salón velatorio que está ubicado en la calle Buenos Aires, esquina Ichilo, a una cuadra del primer Anillo. Una decena de parientes de Aramayo llegó hasta el salón.

 

La familia luego relató que la última vez que estuvo en Santa Cruz, Aramayo le dijo a su hijo que se sentía mal y este pensó que se trataba de los cambios de altura que ocurre cuando se viaja entre La Paz y Santa Cruz.

 

Nunca supo si ese malestar fue comunicado a las autoridades penitenciarias para que revisen su estado de salud, tomando en cuenta que Marco Aramayo era una persona diagnosticada con hipertensión y su vida corría riesgo en cada viaje.

 

El hermano del fallecido también declaró que el padre de ambos falleció mientras Aramayo estaba preso en La Paz y las autoridades penitenciarias ni siquiera le dejaron asistir a las exequias de su progenitor. Llegó a Santa Cruz cuando ya había sido enterrado.

 

Relató que las autoridades de la Fiscalía revolvieron a toda la familia en procura de encontrar algún indicio de las acusaciones que tenía y nunca encontraron nada. También dijo que la familia nunca se pudo trasladar a La Paz para ver mejor a su pariente, pues no tenía a nadie cercano en la sede de Gobierno.

 

 

Fuente: eldeber.com.bo