Francia confiscó una espectacular mansión de 118 millones de dólares de Roman Abramovich

Es parte de un enorme operativo en el que se incautaron activos, propiedades y dinero de oligarcas rusos cercanos al Kremlin por un total de 27 mil millones de dólares

Fuente: Infobae

Las autoridades francesas se apoderaron de la impresionante villa de Roman Abramovich en el sur de Francia que alguna vez perteneció al duque y la duquesa de Windsor, como parte de una ofensiva contra los oligarcas rusos en medio de la invasión de Ucrania.

Château de la Croë está situado en una de las partes más prestigiosas de la Riviera francesa, el Cap d’Antibes, y los agentes inmobiliarios locales estiman que tiene un valor de alrededor de 118 millones de dólares.



Construida en 1926, la elegante villa se completa con más de una docena de habitaciones, ocho baños y se encuentra en 12 acres de frondosos bosques y exuberantes jardines a solo unos metros del mar Mediterráneo.

Abramovich gastó unos 40 millones de dólares en la restauración del Château después de que lo compró en 2001, construyó una piscina de 15 metros en el techo e insertó un enorme gimnasio y cine en casa en el sótano para crear la zona de juegos definitiva de los multimillonarios.

Pero antes de que uno de los magnates favoritos de Putin se mudara, la increíble propiedad fue utilizada como casa de vacaciones por el ex rey de Inglaterra Eduardo VIII y la socialité estadounidense Wallis Simpson, más conocida como el duque y la duquesa de Windsor.

El duque y la duquesa de Windsor se convirtieron en propietarios del Château de la Croë en 1938 después de que el rey Eduardo VIII abdicara del trono.

La villa se convirtió en uno de los retiros favoritos de la pareja y también se utilizó en varias ocasiones para albergar a invitados muy estimados.

Eduardo VIII y la socialité estadounidense Wallis Simpson, duque y duquesa de Windsor, eran los antiguos dueños de la propiedad confiscada a Abramovich

Winston Churchill, el famoso primer ministro que condujo con éxito a Gran Bretaña a la victoria en la Segunda Guerra Mundial, celebró su 40 aniversario de bodas con el duque y la duquesa en la villa en 1948 antes de que se vendiera el castillo dos años después.

La incautación de la villa por parte de las autoridades francesas se produjo como parte de una enorme operación en la que se confiscaron o congelaron más de 27.000 millones de dólares en efectivo, propiedades y otros activos pertenecientes a los oligarcas rusos en las últimas semanas, confirmó hoy el Ministerio de Economía y Finanzas de Francia.

Una fuente del ministerio dijo que la villa se encontraba entre las 12 propiedades pertenecientes al antiguo propietario del Chelsea Football Club que fueron incautadas, la mayoría de las cuales fueron compradas mediante empresas francesas especialmente creadas.

Roman Abramovich gastó unos 40 millones de dólares en remodelaciones construyó una piscina de 15 metros en el techo, un un enorme gimnasio y un cine en casa en el sótano.

“Los activos incautados incluyen casas, superyates y helicópteros, y suman más de 25 mil millones de euros”, dijo la fuente.

La congelación de activos inmobiliarios significa que no se pueden vender ni utilizar para obtener ingresos por alquiler, explicó la fuente.

“Hay 33 propiedades que han sido congeladas, incluida una docena perteneciente a Roman Abramovich. Todo es parte del programa de sanciones que se están aplicando contra la Federación Rusa en respuesta a su invasión de Ucrania”, agregó.

FILE PHOTO: Football – 2018 & 2022 FIFA World Cup Host Announcement – Messezentrum – Zurich – Switzerland – 2/12/10 Russia 2018 Ambassador and Chelsea Owner Roman Abramovich Mandatory Credit: Action Images / Matthew Childs//File Photo

Las cifras también incluyen el equivalente a unos 25.000 millones de dólares en efectivo bloqueado en las cuentas francesas del Banco Central de Rusia.

La extensa propiedad de Abramovich en la isla caribeña de St Barts, una isla parcialmente gobernada por Francia como territorio de ultramar, también se encuentra entre los activos incautados.

También se han adquirido propiedades en la estación de esquí alpino de Meribel, así como en otras estaciones de la Riviera mundialmente famosas, como Saint-Tropez y Cannes.

El Ministerio de Finanzas de Francia formó un grupo de trabajo integrado por inspectores de impuestos y funcionarios de aduanas para identificar y confiscar bienes propiedad de rusos en una lista de sanciones de la UE.

El operativo se produjo cuando Francia también expulsó a seis presuntos espías rusos “que operan bajo cobertura diplomática”.

Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores dijo que los hombres y la mujer habían sido enviados de regreso a Moscú luego de una larga investigación por parte de la agencia de seguridad interna DGSI.

Su investigación descubrió “una operación secreta realizada por los servicios de inteligencia rusos en suelo francés”, dijo la fuente.

No hubo comentarios inmediatos de Abramovich, de 55 años, a quien el gobierno británico también le congeló activos, incluido el Chelsea Football Club.

Durante la operación se incautaron 25 mil millones de dólares en propiedades y dinero en efectivo de otros oligarcas.

El aliado cercano del presidente ruso Vladimir Putin, se cree que actualmente está en Moscú.

Mientras Abramovich ve cómo se incautan sus bienes, varios posibles compradores multimillonarios compiten por hacerse con la propiedad de su amado Chelsea.

Todavía se están considerando cuatro ofertas conocidas para comprar Chelsea, que podría venderse por alrededor de 4 mil millones de dólares dado el interés que ha surgido desde que Abramovich puso a la venta el club londinense de la Premier League.

El gobierno británico debe firmar la venta, que está siendo supervisada por el banco mercantil Raine Group con sede en Nueva York, bajo los términos que permiten que el equipo continúe operando desde que Abramovich fue sancionado.

La mansión cuesta unos 118 millones de dólares.

Pero Abramovich no puede beneficiarse de ninguna de las ganancias de la venta.

“Nuestra función es considerar una solicitud de una licencia modificada que autorice la venta del club cuando se presenta con un postor preferido”, dijo el gobierno británico en un comunicado.

Chelsea ha ganado 21 trofeos en los 19 años de propiedad de Abramovich, confiando en su generosa inversión para convertirse en uno de los clubes más exitosos de Europa.