Fuente: https://www.la-razon.com



María Inés Quispe viuda de Salinas marcó historia en The Strongest y en el fútbol boliviano al haberse convertido en la primera mujer presidenta de club profesional, cuando asumió el 1 de julio de 2019. A principios de semana, el martes 19, estuvo de cumpleaños, ocasión en la que sus hijos le hicieron un agasajo.

El salón Las Rosas, del Hotel Salquis Resort Mecapaca —propiedad de la familia Salinas Quispe— en la calle 5 de dicha localidad en la zona sur de La Paz, fue el lugar para celebrar el evento con los familiares y amigos.

En esa oportunidad, la expresidenta habló con La Razón de “su querido Tigre”, como ella mismo expresó.

—¿Cómo está The Strongest de acuerdo con lo que sabe?

—Creo que se encuentra bien en lo institucional y en lo deportivo, espero que el equipo pueda salir campeón este año. En anteriores temporadas, se peleó el primer puesto, pero no pudo ser campeón; pero deseo ahora dé la vuelta olímpica.

¿Qué representó para usted ser presidenta del club?

—Fue un orgullo haber sido la presidenta de The Strongest, que es uno de los clubes grandes de Bolivia y al que quiero mucho.

—¿Qué experiencias le dejó?

—Muchas cosas buenas y amargas, pero una tiene cariño y lo hace más allá de algunas cosas ingratas. Yo daba hasta cuatro vueltas al estadio Hernando Siles para cumplir las tareas y muchas cosas que me enseñó mi esposo (César Salinas, exdirigente stronguista). Las experiencias negativas son las derrotas.

—¿Cambiaron las cosas en la entidad desde que Ud. se alejó?

— Sí, cambiaron mucho y el tiempo se encargará de quienes hicieron las cosas con buena labor y otras de mala manera.

—¿Se arrepiente de haberle dejado la presidencia?

—No, porque primero estaba mi salud. Cada vez me siento bien, pero tengo tratamientos que seguir y después volveré.

—Es definitivo, ¿volverá?

—Sí, pero dentro de dos años volveré a la dirigencia de The Strongest, porque me agrada el fútbol, César me hizo gustar el deporte, por lo que voy a retornar, pero no ahora, sino dentro de dos años.

—¿Cómo está su relación con el presidente Ronald Crespo?

— Para olvidarlo, ni siquiera me envió una invitación para el aniversario del club. Fue una situación muy lamentable la que pasó, no económica, sino emocionalmente, porque el club de mis amores no me invitó, pero yo seguiré siendo stronguista.

—¿Sabe algo de las elecciones?

—Debería haber, yo asistí a la reunión que tuvimos con el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) para pedirle elecciones, porque eso es lo idóneo. El mandato de Crespo ya se venció y debería haber elecciones, pero les gustó el poder; no sé a dónde les llevará eso.

—Si hay elecciones, ¿se presenta?

— No. Regresaré de aquí a dos años, porque ahora tengo mi labor empresarial; yo sé medir mis tiempos, las urgencias y después volveré al Tigre.

—¿Qué le parece el equipo?

—La verdad que Crespo hizo bien al elegir los jugadores, lo hizo con mucha sapiencia y espero que siga saliendo adelante.

—¿Qué le parece Díaz de DT?

—Es bueno, yo quería traerlo, después del último entrenador (Alberto Illanes), él estaba en mis planes, ahora está con el equipo y deseamos que le vaya muy bien.

—¿Qué le da la fuerza para retornar a la presidencia del club?

—Ser hincha stronguista, el amor por los colores amarillo y negro, además que yo quiero salir campeona con The Strongest. Lograr un título y después me retiraré de la dirigencia.

—¿Cómo se hizo stronguista?

—Desde niña soy hincha del Tigre, por eso me casé con un stronguista como era César (Salinas).

Llano y Téllez elogian la ayuda de Quispe al club

Fortaleza y desprendimiento para ayudar a The Strongest, es lo que destacan de Inés Quispe los exdirigentes Ricardo Llano y Freddy Téllez.

“Es una mujer importante para el mundo empresarial en Bolivia, que incursionó en el deporte, especialmente en el fútbol, y una mujer de éxito, con mucho trabajo, valor y un orgullo para los stronguistas. Es una persona a la cual debemos admirar y de la que debemos aprender mucho”, comentó Llano.

“Destaco su valor y agallas cuando todavía estaba vivo su esposo y ni qué decir cuando Salinas nos dejó, mostró bastante fortaleza y eso la mantiene en pie sin descuidar sus actividades”, añadió.

Téllez resaltó tanto a Quispe como a su fallecido esposo, César Salinas. “Llegaron a un nivel importante en sus vidas y en sus empresas y tuvieron el desprendimiento de dar dinero al club. En su momento, Salinas y después la señora Quispe aportaron”.

Téllez añadió que la piscina en el complejo y la cancha en la calle Yungas son algunos de muchas labores hechas.