Jubileo sobre el Censo 2022: debería reflejar dónde y cómo viven los pueblos indígenas

El Censo 2022, más allá de reflejar la cantidad de población que se auto-identifica con algún pueblo indígena originario campesino (IOC), ya sea por idioma, cultura o usos y costumbres, debe visibilizar información sobre cuántos son y en qué condiciones viven, afirmó el director ejecutivo de la Fundación Jubileo, Juan Carlos Núñez.
Jubileo sobre el Censo 2022: debería reflejar dónde y cómo viven los pueblos indígenas
“¿La pregunta es para qué sirve saber conocer la autoidentificación?, el 2000 hubo un evento importantísimo a nivel regional auspiciado por la OIT y la OEA, donde se recomendaba incorporar en los censos el tema de los pueblos indígenas en la necesidad de visibilizarlos de saber ¿cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿en qué territorio viven?,  ¿en qué condiciones están?”, señaló el especialista.
El también investigador de políticas de desarrollo dijo que la intención de visibilizar a los pueblos indígenas, según recomendaron los organismos internacionales de derechos humanos, es que el Estado asuma su responsabilidad de protección hacia estos pueblos altamente vulnerables.
“Sin embargo en el Censo se ha perdido eso, y en lugar de visibilizar el estado de situación de los pueblos indígenas nos llevan más a un tema político de autoidentificación, quizás sea para respaldar que el país es un Estado Plurinacional”, afirmó Núñez a Brújula Digital.
A criterio del analista, la falta de una explicación clara y una intencionalidad al parecer política, ha generado reclamos de varios sectores y la ciudadanía, por el hecho que no se incluya la categoría mestizo en la auto-identificación, aunque coincidió con el INE que no tiene sentido incorporar esa clasificación que es de tipo racial, y no cultural.
En ese marco dijo que investigador, que sería importante tener otra iniciativa al interior del proceso del Censo 2022, el identificar a los pueblos indígenas, porque son quienes “están sufriendo el desastre por los avasallamientos en sus territorios, están perdiendo sus lenguas, están sufriendo por los impactos de la minería, de la ampliación de la frontera para los agrocombustibles”.
En ese contexto cuestionó la falta de transparencia del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), al momento de informar sobre cada una de las fases que se cumplen rumbo al Censo 2022.
“Yo creo que el INE se aplazó en su estrategia comunicacional para informar a la población sobre cada paso que se cumple en el marco del Censo, y es llamativo que su director diga que solo habrá una plataforma virtual para informar a la ciudadanía”, señaló.
Núñez observó que el director del INE asegure que hay un avance del 95% en la elaboración de la cartografía, cuando la población no puede acceder a la ruta del Censor. “El tema ahora es el acceso a la información, porque de lo contrario, no tenemos parámetros para medir el avance”, dijo.
Según el director del INE, se contrataron a 10mil personas para hacer trabajo de campo para la elaboración de la cartografía, quienes deben llegar hasta el último rincón poblado.
“Pero no solo es la etapa pre-censal, que tiene que ver con la cartografía, sino también el tema de la capacitación de los empadronadores, que anunciaron serán unas 300 mil personas que se van a movilizar ese día. Esperemos que no hayan improvisación en la capacitación”, dijo.
También observó que se siga trabajando el Censo con la lógica de mayor población, igual a mayores recursos, cuando debían ser los parámetros los índices de pobreza. “Las poblaciones están excesivamente concentradas en ciudades; alrededor de casi el 80% de la población está en 17 ciudades del país.
Según el especialista en procesos de encuestas, es importante que la boleta censa incluya preguntas desde varias perspectivas. “Tenemos que hablar de la multidimensionalidad y ese debate en Bolivia está pendiente”, subrayó.
En ese marco dijo que si se aplica una mirada multidimensional se podría lograr información relevante y de calidad, pues no solo reflejaría la situación de necesidades básicas insatisfechas, sino también otras carencias socioeconómicas, culturales, ambientales.
BD