La misión Ax-1 hace historia con su llegada a la Estación Espacial Internacional

La primera operación espacial enteramente privada llegó a la estación a bordo de una nave de Space X. Su tripulación permanecerá ocho días junto a astronautas y cosmonautas.

La tripulación del vuelo de Space X.
La tripulación del vuelo de Space X.

Los cuatros astronautas que arribaron este sábado (09.04.2022) a la Estación Espacial Internacional (EEI) en una misión histórica, al ser la primera completamente privada en llegar a ese destino, fueron recibidos por los astronautas de la NASA Tom Marshburn y Kayla Barron con abrazos y una sesión de fotos, tras confirmar que se había hecho correctamente la presurización, casi dos horas después de que la nave Dragon Endeavour se acoplara a la EEI.

Al mando de la Axiom Mission 1 (Ax-1) se encuentra el exastronauta de la NASA Michael López-Alegría, con doble nacionalidad estadounidense y española, que voló al espacio cuatro veces durante sus 20 años de carrera y visitó la EEI por última vez en 2007. Junto a él llegaron el también estadounidense Larry Connor, el canadiense Mark Pathy y el israelí Eytan Stibbe.



Los cuatro miembros de la empresa Axiom Space arribaron las 12.40 GMT. «Estamos aquí para experimentar, pero entendemos que tenemos una responsabilidad de que todo salga bien», en tanto primera tripulación civil, dijo Connor durante la transmisión en vivo de la NASA. A bordo de la EEI, que orbita a 400 kilómetros sobre el nivel del mar, el cuarteto llevará a cabo 25 proyectos de investigación.

El comienzo de una era

Una vez a bordo de la estación, la tripulación de Axiom fue recibida por miembros de la Expedición 67, que además de Marshburn y Barron alberga a Raja Chari, también de la NASA; al astronauta alemán Matthias Maurer, de la Agencia Espacial Europea (ESA), y los cosmonautas Oleg Artemyev, Sergey Korsokov y Denis Matveev, de la agencia espacial rusa Roscosmos.

Ax-1 es la primera misión con una tripulación totalmente privada que vuela una nave espacial privada a la EEI. Axiom, con sede en Houston, paga a SpaceX por el transporte, y la NASA también le cobra a Axiom por el uso de la estación espacial. El precio de los pasajes, que incluye ocho días en la estación antes de un eventual amarizaje en el Atlántico, fue de 55 millones de dólares.

«Nuestros muchachos no van para allá para flotar durante ocho días tomando fotografías y observando desde la cúpula», dijo Derek Hassmann, director de operaciones de Axiom Space, a los periodistas en una sesión informativa previa al lanzamiento. Axiom considera a estos viajes como los primeros pasos hacia un objetivo mayor: construir su propia estación espacial privada, cuyo primer módulo será lanzado en 2024.

DZC (EFE, AFP)

Fuente: www.dw.com