Para Conamype el aumento salarial va a generar una presión inflacionaria

Organizaciones empresariales de Santa Cruz y otras regiones de Bolivia evaluarán el acuerdo Gobierno-COB para emitir un pronunciamiento en esta jornada

 

 



 

Fernando Rojas Moreno

Para la Confederación Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (Conamype) la decisión de incremento salarial de un 4% al salario mínimo nacional y un 3% al haber básico para la presente gestión representa un duro revés al sector emprendedor del país que aún no sale de crisis generada por la crisis sanitaria derivada de la pandemia del Covid-19. Alertan que el incremento acarreará una presión inflacionaria en los procesos de producción y precios de sus productos al consumidor.

El presidente de la Conamype, Agustín Mamani, calificó de ‘altamente’ preocupante la decisión asumida por el Gobierno y la dirigencia cobista. En su criterio, estos últimos privilegiaron los intereses económicos sectoriales y no apostaron por la reactivación del aparato productivo ni la estabilidad laboral de los cientos de miles de trabajadores que dependen de las micro y pequeñas empresas y que, con seguridad, engrosarán las filas de desempleados por el cierre inmediato de miles de unidades productivas.

Un ejecutivo del sector industrial, que pidió la reserva de su nombre por temor a represalias, expresó que el acuerdo entre el Gobierno y la COB es un nuevo golpe a los emprendedores de Bolivia que no se recuperan aún de la crisis sanitaria. “Es una muestra del desprecio hacia la clase empresarial, favoreciendo a un grupo de élite, en desmedro del interés nacional”, exclamó.

Pérdida de empleos

Ayer, en Santa Cruz, horas antes de formalizarse la decisión de incremento salarial para este año, y dos días después de haberse sentado cara a cara con el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, y su equipo de colaboradores, el presidente de la Confederación de Empresarios Privado de Bolivia (CEPB), Luis Barbery, advirtió que cualquier decisión de un ajuste salarial va a generar inflación, comprometer a muchas unidades productivas del país y significará la pérdida de muchos empleos.

Asimismo, opinó que hará que el sector productivo no pueda recuperarse y fortalecerse para seguir cumpliendo con el rol de reactivar la economía, contribuyendo al desarrollo del país, bienestar de la población y aportando a la generación de empleos de calidad. 

El lunes, al cabo de la cita en el Ministerio de Economía, Barbery expresó que el sector respetará el incremento que se determine, pero responsabilizó de antemano al Gobierno por las consecuencias que pueda traer la decisión.

En opinión de Barbery, un ajuste salarial, con seguridad, va a incidir en el futuro de muchas empresas, sobre todo las más pequeñas, que son financieramente más débiles. “Significará la pérdida de muchas oportunidades de generar más empleos”, mencionó.

Evaluarán los efectos

Desde la Cámara Nacional de Industrias (CNI), el presidente Pablo Camacho García, expresó que hoy realizarán una evaluación sectorial. “Todavía no nos pronunciaremos”, dijo anoche, minutos después de haber conocido los resultados de la reunión entre el Gobierno y la COB que definió el incremento salarial. 

En esa misma línea, de acuerdo con fuentes de organizaciones empresariales de Santa Cruz y de otros departamentos del país, indicaron que hoy evaluarán el acuerdo salarial para fijar un pronunciamiento gremial.

Días atrás, la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco), la Federación de Empresarios Privados y las Cámaras de la Construcción y Gastronómica de Santa Cruz, en un pronunciamiento conjunto, formalizaron que 20 de los 35 sectores productivos del país (60%) no se han recuperado de la crisis generada por la pandemia del Covid-19 y por ello, no están en condiciones de asumir un incremento salarial en la presente gestión.

Afirmaron que un alza salarial no es factible porque Bolivia es el país que menos se ha recuperado en Sudamérica. De 2015 a 2019, el empleo formal disminuyó, con datos oficiales, en 100.000 fuentes laborales. “Hay que buscar fortalecer el empleo”, indicaron.

Lea también: A cambio de estabilidad política, Arce sube salario mínimo 4% y el básico 3%