Planificación del censo tiene avace del 95% y en la consulta se invierten $us 67,4 millones, según el Gobierno

La ministra de Planificación señaló que la boleta censal se encuentra en elaboración y que la categoría ‘mestizo’ no se incluirá porque es un retroceso hablar de razas humanas

Ministra Gabriela Mendoza habló sobre el Censo en Bolivia TV
Ministra Gabriela Mendoza habló sobre el Censo en Bolivia TV

El proceso de planificación del Censo de Población y Vivienda tiene un avance del 95%, según afirmó la ministra de Planificación, Gabriela Mendoza, en entrevista con Bolivia TV. La autoridad señaló que existe una inversión de $us 67,4 millones en agenda para su desarrollo y de otros $us 600 mil para auditorías y comisiones de evaluación. Describió el proceso censal como “estricta y exclusivamente técnico”.

Mendoza manifestó que se ha concretado el financiamiento externo y que se enviará el reporte a la Asamblea Legislativa Plurinacional.

El dinero proviene de dos organismos internacionales que le darán crédito a Bolivia. Se trata del Banco Interamericano de Desarrollo, con $us 26, 4 millones, y el Fonplata, con $us 40 millones. El TGN pondrá el restante.



Sin embargo, la ministra explicó que, al final, el censo será pagado por el Tesoro General de la Nación, puesto que será la ‘organización central’ la que hará los pagos de los créditos contraídos. “No son donaciones, son créditos”, precisó.

La autoridad señaló que existe un incremento de entre $us 10 y 12 millones con respecto al censo realizado en 2012. Argumentó que se trata de un gasto que se hace cada diez año, luego que el cronograma es acelerado, la cantidad de personas que participarán en las diferentes etapas del censo, que se calcula en 300 mil.

Por otro lado, se refirió a la adquisición de vehículos, que serán menos que la anterior gestión porque también se dispondrán más motorizados de la administración central. Otro de los gastos tiene que ver con la tecnología, como la compra de tablets y otros insumos informáticos.

Mendoza afirmó que el gasto más importante de todos en este proceso censal es la actualización cartográfica.

La ministra también se refirió a la presencia de organizaciones internacionales que acompañan el censo, a través de misiones y de comisiones, lo que garantiza la transparencia e idoneidad del proceso.

“El censo nos permite conocer la realidad, las condiciones demográficas de la población, las condiciones de salud, educación y vivienda. Es un instrumento que permite mejorar el diseño de la política pública”, detalló la ministra de Planificación, a tiempo de indicar que no sacrificarán la calidad, transparencia e idoneidad del proceso censal por aspiraciones políticas de otros.

Cada boliviano se va a beneficiar, en función de las necesidades de su departamento y de su municipio, y esa información se extrae del censo”, señaló sobre la utilidad de esta consulta para cada individuo y acotó: “Nos interesa que mejoren las condiciones de vida de nuestra población” e hizo referencia a obras que el Gobierno central realiza, pese a no estar dentro de sus competencias, como centros de salud, infraestructura educativa y viviendas.

Por otro lado, señaló que los procesos de socialización del censo ya se han realizado en seis departamentos: Santa Cruz, Tarija, Cochabamba, Chuquisaca, Pando y Beni, y han tenido entre 1.100 y 1.200 participantes. Anunció otras socializaciones masivas, que se harán de manera virtual desde el Instituto Nacional de Estadística (INE). Asimismo indicó que en el sitio web del censo están publicados los formularios que se han enviado a los 334 municipios del país y los cinco gobiernos autónomos indígenas originarios campesinos. Los formularios han sido llenados en 96%.

Sobre la boleta censal, Mendoza expresó que se encuentra en elaboración; fue categórica al decir que sigue parámetros internacionales y que tiene contenidos mínimos, algunos de los cuales corresponden a información de censos de otros años, por lo que es necesario considerarlos para realizar la comparación respectiva. Sin embargo, explicó también que existen ‘complementaciones’ sobre las preguntas que son realizadas por los organismos internacionales, así como por diferentes comisiones.

A su juicio “no tiene sentido” incluir la categoría ‘mestizo’ en la boleta censal, ya que “sería un retroceso a un pensamiento retrógrado que pide incorporar categorías de razas humanas”. Hizo referencia a la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que se pronunciaron sobre estas categorías para que no sean tomadas en cuenta.

“Sería discriminación y racismo. Nosotros somos pueblos indígenas originarios campesinos; tenemos la mayor parte (de la población)”, indicó. Además, dijo que una comisión se dedicará específicamente a analizar este tema.

Fuente: El Deber