UCS propone una ley para ampliar el contrato con Vega Solvi y concejales estudian viabilidad jurídica

Se postergó la reunión de la comisión de Constitución para este martes. Analizan si el Concejo cuenta con la competencia para determinar la empresa que recogerá la basura
Juan Manuel Ijurko

El Concejo Municipal apura la búsqueda de soluciones que permitan contar con un plan transitorio de aseo urbano para la capital cruceña, toda vez que el contrato con el operador Vega Solvi fenece el 24 de abril. 

Este lunes debía llevarse un cabo una reunión de los miembros de la Comisión de Constitución para analizar un plan de recojo de basura; sin embargo, la cita se postergó.

La propuesta de ley planteada por el Ejecutivo municipal, encabezado por Jhonny Fernández, busca la continuidad de Vega Solvi mientras se resuelve la licitación por el servicio de aseo urbano. No obstante, la oposición cuestiona esta medida, ya que no se ajustaría a la normativa vigente.

Desde las filas de UCS, la concejala Silvana Mucárcel asegura que este martes, a las 10:30, retomarán la reunión de la Comisión. Mientras, apuran el trabajo de los asesores para determinar si la ampliación del contrato con Vega Solvi «sería viable». 

Como concejala del oficialismo, insiste en que «no se puede dejar a la ciudad sin servicio de recojo de basura», aunque no cualquier salida es válida. «Se están analizando alternativas para que luego no tengamos represalias», expresó.

Para el concejal José Antonio Alberti, de Comunidad Autonómica, es necesario resolver las cuestiones normativas antes de aprobar alguna ley. «El equipo técnico está analizando el informe presentado por Emacruz y el Ejecutivo para considerar si se ajusta a la norma», dijo.

CA analiza si el Concejo cuenta con la competencia de aprobar la ampliación del contrato y si esta ampliación es viable desde la perspectiva legal. Al igual que Mucárcel, espera contar con las respuestas a ambos cuestionamientos hasta este martes antes de la reunión de la comisión.

«Como concejal no vamos a ir en contra de la ley», dijo al comprometer las reuniones necesarias para buscar una solución que favorezca a la ciudad sin que incurran en posibles juicios posteriores.

Por su parte, el concejal Manuel Saavedra se expresa con mayor rotundidad al considerar que la renovación del contrato con Vega Solvi «no se puede hacer» porque sería ilegal. La situación de incertidumbre que se vive responde a «la falta de competencia del ejecutivo municipal».

‘Mamén’ Saavedra solicitó el plan transitorio para la recogida de basura hace 80 días. Hasta el momento, asegura, no han recibido respuesta. «El alcalde tiene una papa caliente y ha querido tirársela al Concejo Municipal. El alcalde tiene que garantizar que Santa Cruz de la Sierra siga limpia», manifestó.